Seguramente en muchas oportunidades escuchaste hablar de la episiotomía, algunos profesionales se muestran a favor y otros no tanto. Hoy te contaremos todos los secretos de esta técnica para que llegues al parto más segura y conociendo todo lo que puede suceder.

La episiotomía en el parto

Todo sobre la episiotomía en el parto
Fuente: German Tenorio

Es normal que en las primerizas se les realice una episiotomía en el parto, se trata de una técnica quirúrgica que es relativamente nueva (se lleva a cabo desde mediados del siglo XX). Se empezó a realizar para evitar el desgarro en el ano y en la uretra. Desde hace unas cuatro décadas se generalizó su uso.

En lo que se refiere a esta intervención España se encuentra a la cabeza del continente, aunque puede estimarse que la técnica tiende a desaparecer. Desde la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia aconsejan realizar una episiotomía de manera selectiva.

Hoy, la rutina con la que se hacía la episiotomía en los últimos años, que sitúa a España a la cabeza de Europa en este tipo de intervenciones, tiende a desaparecer. Y es que desde la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia también se recomienda hacer la episiotomía de forma selectiva.

La episiotomía en madres primerizas

Todo sobre la episiotomía en el parto
Fuente: Santa Rosa Old

Por lo general el procedimiento se realiza en la madres primerizas, especialmente en las mujeres que tienen a su primer hijo después de los 30 años y son deportistas, esto se debe a que en estas mujeres los tejidos suelen estar más endurecidos.

La decisión de hacerla o no

Todo sobre la episiotomía en el parto
Fuente: Santa Rosa Old

En ocasiones es necesario cortar para abrir más el extremo externo del canal del parto en el momento en que el bebé es expulsado. En el caso de los pastos con forceps, ventosa o espátulas la practica es obligatoria.

Son los profesionales quienes, a último momento, valoran el hecho de hacerla o no. en el caso de que noten una desproporción entre el perineo o la cabeza del bebé y exista la posibilidad de producirse un desgarro es mejor realizarla. En otros caso se intenta evitarla, en la medida de lo posible, ya que en ciertas oportunidades es muchas veces menor el desgarro que la episiotomía.

Diferentes tipos de episiotomía

Todo sobre la episiotomía en el parto
Fuente: German Tenorio

Normalmente la incisión que se realiza mide entre uno y tres centímetros, puede ser central o mediolateral. La forma dependerá del médico.

La teoría dice que la episiotomía central sangra menos y la recuperación es menos dolorosa y mucho más rápida, la desventaja es que puede que se prolongue el desgarro hacia la zona del recto y así generar algunas lesiones. Por esa razón la más usada es la mediolateral, si bien puede ser más molesta.

Cabe destacar que la mujer no sentirá nada en el momento en que se la practiquen, pero puede sentir un poco de dolor y molestias cuando cicatriza.

¿Pueden aparecer complicaciones?

Todo sobre la episiotomía en el parto
Fuente: German Tenorio

En los partos siguientes se realiza un nuevo corte sobre la cicatriz anterior, si la mujer tuvo un buen proceso de recuperación Generalmente el tiempo de cicatrización va de 10 a 15 días En algunos casos pueden aparecer algunas complicaciones como hematomas en la superficie o una infección en los puntos. En el caso de los hematomas no será necesario realizar ningún tratamiento.

Quienes se encuentran en contra de la técnica consideran que la episiotomía puede incentivar a una incontinencia urinaria (con respecto a este tema también podemos escuchar que en realidad la incontinencia se provoca en el parto y no particularmente por la episiotomía).

Riesgo de la episiotomía

Podemos mencionarte algunos riesgos, por esa razón ya no son tan comunes en la actualidad.

Uno de los riesgos es que el corte puede desgarrarse y así aumentar el tamaño en el momento del parto. Puede aparecer una hemorragia. Además los puntos y la zona de corte puede infectarse.

Pero no podemos negar que la técnica puede ser útil, incluso con los riesgos.

¿Te realizarán la episiotomía?

Las mujeres pueden llegar a su parto con la duda de si necesitarán o no el proceso. Las investigaciones que se realizan en los últimos tiempos demostraron que no llevar a cabo la técnica es lo mejor para las mujeres. Las episiotomía suelen no sanar mejor que los desgarros y en algunos casos hasta se tarda más tiempo en la cicatrización

Si las mujeres quieren evitar la práctica tendrán la posibilidad de prepararse con el objetivo de fortalecer el cuerpo y así disminuir las posibilidades de necesitar una episiotomía. Para ello se pueden practicar los ejercicios de Kegel o darse un masaje perineal unas semanas antes del nacimiento. Otra opción es practicar lo que se enseña en las clases de parto, con el fin de controlar las ganas de pujar y la respiración

Esperamos que todo lo informado en este artículo colabore para que llegues al parto con los conocimientos y la tranquilidad necesaria. No queremos finalizar el tema sin aclarar que incluso si se toman todas las medidas para evitar la episiotomía puede llegar a ser necesaria si el médico o la enfermera obstetricia lo consideran.

Dejar una respuesta