La fisioterapia es fundamental en las mujeres que acaban de tener un hijo. La fisioterapia se divide en dos, depdendiento si has dado a luz por vía vaginal o cesárea. Podemos dividir un programa de fisioterapia postparto en dos partes: una para las pacientes que han dado a luz por vía vaginal y otra para las mujeres que han dado a luz por cesárea.

Para las pacientes que han dado a luz por vía vaginal es importante centrarse más en la pérdida del control de la vejiga, que suele ser causada porque los músculos del suelo pélvico tardan más en recuperarse, debido a las lesiones del parto (episiotomías o desgarros). Conviene ejercitar esos músculos para prevenir los problemas de incontinencia urinaria. El fisioterapeuta tiene que analizar la fuerza activa que la paciente puede ejercer con la musculatura del suelo pélvico mediante un tacto interno o la utilización de una sonda vaginal conectada a un aparato de biofeefback.

Para las pacientes que han dado a luz por cesárea se les tratará la cicatriz abdominal mediante drenaje linfático, masajes y tratamiento con kinesiotape. También son importantes los ejercicios para reforzar el suelo pélvico.

También existen ejercicios con el objetivo de reforzar los músculos pectorales, flexibilizar los músculos de la espalda y la vuelta a la realización de actividades deportivas. En definitiva, para que tu cuerpo vuelva a la normalidad y tu te sientas bien. El objetivo será siempre obtener una mejor calidad de vida y una buena armonía con su bebé.

Dejar una respuesta