Existen mujeres que acuden al endocrino antes de quedarse embarazadas debido a problemas de sobrepeso u obesidad. Así lo desvelan los datos que determinan que el 46% de las mujeres que acuden a una consulta endocrinológica especializada en el manejo del embarazo sufren esas dolencias.

La obesidad o el sobrepeso influyen negativamente en la salud de las personas y también provocan dificultades en las mujeres que pretenden quedarse embarazadas, en las que ya lo están y en sus propios hijos. Así, en las que pretenden lograr el embarazo, su propio sobrepeso puede ser la causa de que no lo consigan.

Pero una vez que la mujer logra quedarse encinta el paciente es el feto, no la mujer. Aunque ésta puede padecer diabetes gestacional, favorecida por el sobrepeso. Pero no se debe poner a dieta a una embarazada, sino que hay que ponerle una dieta normocalórica y establecer un calendario de aumento de peso. No se puede hacer nada con su obesidad durante su embarazo, en ningún caso puede perder peso. De esta forma, la madre sólo debe engordar lo que crezca el feto.

La obesidad en el embarazo supone riesgos para el feto, ya que un IMC alto se asocia con malformaciones congénitas. En el parto, la obesidad tampoco ayuda, ya que en una  mujer obesa siempre es más complicado. En el caso de parto por cesárea, hay más capa de grasa y más riesgo de infección.

En el caso de la diabetes gestacional, la solución pasa por hacer ejercicio, llevar una dieta con menos grasas, volver al consumo de frutas y verduras diariamente, de cereales, más pescado y menos carne roja y menos sal. Los endocrinos recomiendan simplemente caminar a diario. En el caso de que no se controlara por estos medios, sería necesario poner insulina a la madre.

Pero no solo una mujer embarazada acude al endocrino por problemas de sobrepeso o de diabetes gestacional. Existen otras patologías endocrinometabólicas, como es el caso del hipertiroidismo o el hipotiroidismo. Una mujer embarazada deberá controlarse las hormonas tiroideas durante el embarazo en el caso de padecer cualquier trastorno del tiroides. Para ello, el endocrino será el profesional adecuado para el tratamiento y control de esta endermedad.

Dejar una respuesta