Cuando decidimos llevar a nuestro pequeño o pequeña a la guardería, tenemos en cuenta muchas variables.

Va a ser un cambio importante en la vida del niño y queremos que sea lo menos traumático posible, tanto para ellos como para los padres.

Hay que tener en cuenta, por supuesto, el tema económico, así como los servicios que ofrece, la distancia a la que está de nuestro hogar, del puesto de trabajo o de casa de los abuelos si van a ser ellos los que se encarguen de recogerlos. También es importante conocer las instalaciones y la calidad del personal que va a atender a nuestros hijos. Son aspectos que, seguro, a ningún padre se le escapa.

Aunque, en esta cuestión, a veces pecamos de “exceso”. Es decir, miramos los servicios de un centro infantil como si ya se tratara de la universidad y no debemos olvidar que son niños que, principalmente, van a jugar. Ya tendrán tiempo de aprender música, inglés, latín y piano.

Creo que lo que menos nos tiene que preocupar es si han aprendido los colores, las letras o los números, pues seguro que lo harán en el colegio y cuando acaben el ciclo de formación infantil, todos tendrán el mismo nivel, aunque en tu guardería ya le hubieran enseñado el abecedario.

Lo más importante es el cuidado y la atención que van a recibir los pequeños, que van a ser tratados con cariño y no van a echar de menos el afecto que sus padres no pueden dedicarle durante esas horas.

Aprenderán a relacionarse con otros niños, a tener una conducta y seguir unas normas que luego le valdrán para el resto de su vida académica.

Antes que mirar si las aulas disponen de ordenadores, wi-fi o dispone de las últimas tecnologías, creo que es mucho más importante saber que está limpia.

A la hora de elegir la guardería, nos sirve de gran ayuda la opinión de otras madres y padres que ya conocen el centro y a las señoritas. Son quienes mejores, o peores, referencias nos pueden dar para ayudarnos a tomar la decisión.

 

1 comentario

  1. Yo la verdad es que cuando tuve que elegir la guardería a la que va mi hija fue difícil porque siempre te surgen las dudas de si estará bien, si se adaptará, si comerá y dormirá bien, etc, tenía referencias de otras amigas que estaban muy contentas con esta guardería por eso fui a verla, en la cita con la directora , fue tan cariñosa tan amable, me explicó todo con mucha claridad, y me enseñó todo el centro que estaba impecable y limpio (y eso que hacía muy poco rato que habían terminado las clases), en fin que salí de allí y pensé creo que está va a ser la elegida, y tengo que decir que no me equivoqué porque las educadoras son tan cariñosas y tan profesionales siempre pendientes de los niños y ellos se lo pasan genial, así que estoy muy contenta con la elección, por cierto por si a alguien le interesa o está buscando guarería en Valencia se la recomiendo se llama L’Anec.

Dejar una respuesta