Todos los hermanos se pelean con independencia de su sexo. Aunque por lo general los niños suelen ser más activos y las niñas más reflexivas, las riñas existen.

No obstante:

  • Si la niña es bastante mayor que su hermano, es probable que adopte una actitud maternal y comprensiva respecto a él.
  • Si el niño es bastante mayor que su hermana, quizás mire hacia delante sin prestar demasiada atención a lo que haga ella.
  • Cuando se llevan pocos años y, sobre todo, cuando el trato que reciben de los padres es desigual, suelen llevarse peor. En ese caso, probablemente se desarrolle en uno de los dos una reacción de supervivencia que desemboque en constantes riñas.
  • Entre hermanos, la posición más complicada es la del mediano cuando éste es niño, el mayor también y la pequeña niña.

Dejar una respuesta