La importancia del estrés en los niños (III)

cansancio

Tercera parte. Los niños y el estrés. Consecuencia y importancia.

¿Qué los estresa?

Como es de imaginar, los principales motivos de preocupación y tensión de los niños suelen proceder del ámbito escolar y familiar.De la escuela les preocupa su rendimiento académico y la aceptación de la maestra y de sus pares. Muchas veces el estrés surge de una dolorosa discrepancia entre el nivel de exigencia al que están sometidos y sus posibilidades reales de rendimiento.

Muchos niños estresados son niños hiperexigidos. Sus padres creen equivocadamente que lo mejor para ellos es aprovechar el tiempo aprendiendo la mayor cantidad de cosas cuanto antes, tratando de ser el mejor y buscando permanentemente el éxito en los resultados. Otras veces es el sistema escolar el que no respeta los tiempos ni las características de aprend¡zaje ni de la etapa que atraviesan. A la exigencia algunas veces se le suma la hiperexigencia también en lo social, lo que aumenta considerablemente la carga.

Otras veces la mayor fuente de estrés está en la vida familiar. Muchos niños crecen en familias «normales», que, sometidas a las presiones de la vida moderna no se dan cuenta cómo poco a poco la tensión y el apuro irreflexivo los arrastra hacia el estrés. Se levantan apurados, con rezongos y apremios y en ese clima familiar pasan los días sin posibilidades de aflojar y disfrutar a un ritmo más saludable. La discordia y el conflicto crónico entre los padres, estén casados o separados, son una fuente lamentablemente
frecuente de estrés para los niños.

RECUERDA QUE: Así como hemos aprendido a proteger a nuestros niños de muchos tóxicos ambientales y de bacterias peligrosas, deberíamos protegerlos de las situaciones que los llevan al estrés tóxico. Cuidar a toda la familia del estrés es un desafío que vale la pena encarar.

Ir arriba