La lactancia es una de las experiencias más especiales que conlleva la maternidad, pero tiene muchos momentos de crisis. Va acompañada de muchas dudas y cuando no las tienes, siempre hay quién las siembre a tu alrededor. Al parecer una de las principales causas de la interrupción de la lactancia es que la mamá tenga que iniciar un tratamiento médico a causa de la enfermlactanciaedad, pero esto no tiene por qué ser así.

Si has suspendido la lactancia materna por tener que iniciar un tratamiento, tu caso no es el primero, ni, desgraciadamente, será el último. Sin embargo, en la mayoría de las ocasiones, la interrupción de la lactancia podría haberse evitado de haber tenido más información.

Para compensar esta carencia que a veces se ha detectado tanto en las mamás como en los profesionales, el Servicio de Pediatría del Hospital Marina Alta de Alicante coordina un proyecto, que puede consultarse a través de internet (e-lactancia.org) para ofrecer información sobre cuáles son verdaderamente los medicamentos que están contraindicados si se está dando de mamar y qué medicamentos alternativos existen en el caso de que sea imprescindible seguir un tratamiento concreto.

El Servicio de Pediatría del Hospital Marina Alta de Alicante ha destacado en los últimos años por su profesionalidad y eficacia, así como por sus iniciativas en favor de la lactancia materna.

La lactancia materna es el mejor modo para alimentar a tu bebé durante los primeros dos años de vida. Así lo aconseja la Organización Mundial e la Salud. También tiene amplios beneficios para la madre. Si te pones enferma durante esta etapa de la crianza de tu hijo, y quieres seguir dándole de mamar, busca información. En este caso el problema, tiene una solución mucho más fácil de lo que en un principio parece.

La página web recibe una media de 3.000 visitas diarias en español (ofrece una versión también en inglés, con otras 1.000 visitas al día) y figura entre los sitios ‘favoritos’ de decenas de centros sanitarios de todo el mundo.

La base de datos ofrece información sobre más de 1.500 productos diferentes. Además de medicamentos, también aclara si puede compatibilizarse la lactancia con productos de fitoterapia, terapias alternativas, bebidas, radiofármacos o contaminantes ambientales, entre otros.

La información nunca está de más. En esta etapa de tu vida te encontrarás con mucha gente con sentido común que te mostrará el camino para prolongar la lactancia todo lo que puedas en el caso de que esta sea tu opción, pero también profesionales que opten por el camino más fácil (que normalmente no coincide con lo que es mejor) en un momento de dificultad.

Te aconsejo también que tengas buena información sobre cómo conservar la leche materna. Es probable que durante las primeras semanas de lactancia tengas mucha leche. Incluso, que te sientas molesta porque produces más de la que tu bebé necesita. Este es el momento de que te adelantes a posibles dificultades. En el caso de que más adelante te pongas enferma y no produzcas la cantidad de leche que tu hijo necesita, si tienes leche congelada podrás salir al paso y evitar cortar la lactancia. Recuerda, ésta debería ser la última opción.

Dejar una respuesta