-

La natalidad continúa disminuyendo tras el COVID-19

Poco a poco nos vamos acercando al final de este año 2020, un año muy largo y que nos ha hecho cambiar ciertos hábitos de nuestra vida por culpa del Covid-19. Estuvimos que estar confinados durante tres meses, lo que hizo que las parejas pasaran más tiempo juntos lo que aumentaba la posibilidad de los embarazos. Ahora, en el mes de diciembre, comienzan los partos de los bebés concebidos durante ese periodo, observando como la natalidad sigue a la baja.

La preocupación por el Covid-19, más la pérdida de empleo de una gran parte de la población, ha hecho que el  número de embarazos no aumente. Según una encuesta realizada por el portal mujerfertil, los motivos principales a la hora de no tener un hijo son los siguientes.

Poca estabilidad laboral

Muchas de las familias han perdido sus trabajos o sus negocios, y otras se encuentran en situación de ERTE sin saber con seguridad cuándo podrán volver a trabajar, por lo que es difícil con este panorama asentarse y plantearse tener una familia. Además de esto, que es a causa de la pandemia, ya se venían arrastrando malas condiciones laborales en muchos trabajos, como horarios incompatibles con una vida familiar, miedo a pedir permisos maternos o paternos en las empresas ya que podían ser rechazados o luego motivo no directo ya que no es legal, pero sí influyente en un despido y situaciones que hacen la vida de los padres y madres muy difícil como para tener y formar una familia con hijos. Actualmente, un 36,3% de los encuestados admiten ser esta la causa de no querer tener hijos.

También te puede interesar:
El cuidado de la piel en el embarazo
También te puede interesar:
El cuidado de la piel en el embarazo

Falta de solvencia económica

Esta causa está directamente relacionada con la laboral, ya que los sueldos bajos de los contratos o la falta de ingresos a causa de la poca estabilidad laboral, influye muy negativamente a la hora de tener hijos. El Estado, a pesar de tener ayudas monetarias para fomentar el nacimiento de nuevas familias con hijos, no son suficientes si no hay un mínimo de ingreso habitual en el núcleo familiar. Es por ello que un 26,3% de los encuestados afirman esta razón también como motivo para no tener hijos.

Miedo a las nuevas enfermedades

Con un 16,9% de las encuestadas admitiendo esta causa para no tener hijos, ha sido la que más ha aumentado considerablemente con respecto a años anteriores. La razón es consecuencia directa de la pandemia, ya no solo por cómo pueden afectar esta enfermedad u otras que puedan aparecer en los niños, sino también en los progenitores. El miedo a perder o dejar sin familia a los hijos es considerablemente alto.

No querer formar una familia

Entre los jóvenes que se encuentran en edad de formar una familia con hijos, un 13,6% afirman que no quieren tener hijos. A pesar de disponer de solvencia económica y estabilidad laboral, su forma de vida no concibe el tener que cuidar de un bebé, queriendo disponer de todo el tiempo y recursos para su disfrute personal.

Falta de poder de independencia del domicilio de los padres

Dirigiéndonos aquí a las personas más jóvenes, principalmente menores de 30 años, cuentan en una amplia mayoría con poco poder de independencia, pues el desempleo juvenil ahora mismo en España se sitúa en más de un 40%, haciendo insostenible querer formar una familia. Un 6,9% de los encuestados afirmaron ser esta la razón para no tener hijos.

También te puede interesar:
¿Qué es la pregorexia y cómo afecta al bebé?
También te puede interesar:
Embarazo y salud con pilates

Lo último...