Es muy recomendable hacer siempre un curso de preparación al parto porque allí te informarán sobre el embarazo, el parto y el post-parto y cómo superar los primeros días con tu bebé. Además puedes sacar provecho del contacto con las otras embarazadas en un ambiente relajado. A menudo las participantes del curso y sus parejas se siguen viendo aún muchos años después de dar a luz.

Cada curso de preparación al parto es diferente aunque todos tienen el mismo objetivo: prepararte para llevar un embarazo y parto consciente, ofrecerte recursos para minimizar las molestias de cada etapa y lograr los mejores resultados en cada una de ellas. Los contenidos difieren dependiendo de los profesores, pero también los participantes tienen influencia sobre los contenidos.

Los cursos de preparación al parto de la Seguridad Social se ofrecen generalmente en los centros de salud, ocasionalmente en algunos hospitales, y se suelen ofertar dos horarios, por la mañana y por la tarde, para posibilitar la asistencia de las madres-padres que trabajan. En muchos seguros médicos privados, tienen incluida esta prestación, es necesario contactar con la entidad para que te digan los centros concertados para la realización del curso. Si el padre no puede o quiere asistir al parto, entonces también existe la posibilidad de que te acompañe una amiga, tu madre o una hermana y sería coherente que también asistiera al curso de preparación al parto.

Hay muchos cursos diferentes con una estructura propia, algunos se centran más en la preparación mental y otros en la física. Busca tu curso ideal. En España los cursos de preparación al parto son gratis y los puedes realizar en tu centro de salud. Las compañías médicas privadas también los incluyen, pregunta en la entidad con qué centros tienen concertado el curso. En los cursos se tratan temas que van desde cuidados generales del embarazo, con entrenamiento físico, y técnicas de relajación y respiración, hasta el desarrollo del parto y los cuidados postparto y del recién nacido y entrenamiento para la lactancia materna. Además se pueden intercambiar experiencias en el grupo.

Un curso de preparación al parto incluye la revisión de los cambios que experimentan los padres por el embarazo y los cambios físicos para la embarazada. Se habla de cómo se viven y asimilan estos cambios y cómo se pueden integrar en la vida común. Se enseñan las posiciones de parto y movimientos que lo facilitan y se practican ejercicios para controlar la respiración. Además se practican ejercicios de relajación para la reducción del estrés y se intenta que las embarazadas asuman el protagonismo del parto con su implicación y esfuerzo junto al del equipo sanitario, evitando el miedo y reforzando la capacidad de cada mujer ante una situación que a pesar de requerir esfuerzo físico y psíquico, compensa absolutamente de todos los inconvenientes y sufrimientos que se puedan producir.

Durante el curso también te darán consejos prácticos como por ejemplo para la preparación del perineo o qué hacer en caso de molestias como las varices o edemas que te harán pasar el embarazo de una forma más llevadera. Un curso sólo de mujeres puede ayudar a que el ambiente sea menos cohibido. Pero te recomendamos que el futuro padre participe también para poder exponer sus dudas y aprender cómo le puede ayudar a su parejas durante el parto.

Aunque no se trate de tu primer hijo, te recomendamos que te dediques este tiempo. Seguro que no te arrepientes.cooming soon

Dejar una respuesta