La prueba del talón es una prueba que se realiza a los bebés recién nacidos y cuyo objetivo es detectar algunas enfermedades metabólicas congénitas como el hipotiroidismo congénito, la hiperfenilalaninemia, entre otros. Un catálogo de trastornos congénitos al que se han  incorporado 14 enfermedades nuevas relacionadas que son enfermedades poco frecuentes pero serias y por eso se tratan de detectar cuanto antes, para evitar males mayores en un futuro. Esta prueba se suele practicar en el talón ya que en un bebé es muy complicado encontrar una buena vena.

La prueba del talón es una prueba que se realiza dos veces. La primera la hacen en el hospital las 48 primeras horas tras el nacimiento del bebé, mientras aún estás allí. Se trata de un pinchazo en el talón del pie del bebe, muy superficial, para extraer unas gotas de sangre que serán analizadas para ver si el bebé tiene alguna enfermedad. La segunda prueba se realiza en el centro de salud, ya que normalmente el bebé estará ya en casa. Conviene por ello dar de alta al bebe pronto en la Seguridad Social. Debe de hacerse esta segunda prueba entre el cuarto y el octavo día tras el parto. Conforme pasan los días la prueba va perdiendo eficacia para detectar esas enfermedades por lo que hay que hacerlas cuanto antes.

Si el resultado de la prueba es positivo, se llama por teléfino del hospital a la familia para hacerle más pruebas al bebé, sino, mandarán una carta diciendo que todo está bien.   Las enfermedades que se pueden detectar a partir de esta prueba suelen tener relación con la dificultad para metabolizar los alimentos, o algunos de ellos.

 

Imagen: flowroomlaspalmas

1 comentario

Dejar una respuesta