Hoy nos referiremos a las molestias típicas del noveno mes de embarazo brindándote algunos consejos prácticos para que puedas evitarlas. Esta etapa es muy especial en la vida de todas las mujeres ya que se entra en la recta final de la gestación y cada uno de los días se hace eterno.

Ya falta poco para el parto

Consejos para el noveno mes de embarazo
Fuente: Jose Maria

Esta etapa es muy especial para la mujer, está atravesando los últimos días de su embarazo y los días se vuelven eternos, a las molestias físicas debemos sumarle las ganas de conocer al bebé, de tenerlo entre los brazos y los miedos que implican el parto. Algunas mujeres se sienten muy ansiosas y tienen un gran deseo de que la habitación del bebé este lista, ordenada y con todo lo que el nuevo integrante de la familia necesitará.

Cuando estés ingresando al noveno mes de embarazo te aconsejamos tener preparado un bolso en donde llevarás a la maternidad todo lo necesario, y algunas prendas del ajuar para cuando el bebé salga del centro médico.

Molestias típicas en el noveno mes de embarazo

Molestias en el noveno mes de embarazo
Fuente: Raul Hernandez

Existen algunas molestias que las futuras madres pueden sentir al finalizar el embarazo. Entre ellas encontramos la aparición de várices. Recordemos que las várices son venas que se dilatan y se pueden ver cerca de la superficie de la piel tomando una forma retorcida o volviéndose mucho más moradas. Generalmente aparecen en las piernas y en algunos casos pueden aparecer en la vulva o en otras partes del cuerpo.

Por lo general las varices no llegan a molestar, pero si provocan una sensación de pesadez o dolor en las piernas. La aparición es consecuencia de que la cantidad de sangre en el cuerpo se incrementa cuando la mujer está embarazada lo que provoca una carga en las venas. Por otro lado los niveles de progesterona se incrementan, lo que provoca que las paredes de los vasos sanguíneos se relajen.

También pueden aparecer calambres. En las últimas semanas de la gestación es normal que aparezcan calambres, principalmente en la zona posterior de las pantorrillas y de los muslos. Estos calambres se hacen más intensos por la noches. Las causas son diferentes, entre ellas podemos mencionarte las modificaciones circulatorias o la falta de ciertas vitaminas o carencia de calcio o magnesio.

Las falsas contracciones deben diferenciarse de las conocidas contracciones de Braxton Hicks, que son realmente las contracciones de parto. En las últimas semanas del embarazo el cuerpo de la mujer empieza a ejercitar y entrenar gracias a unas falsas contracciones que servirán para la preparación al parto.

Las contracciones de parto (contracciones de Braxton Hicks) pueden empezar a aparecer a partir del séptimo mes pero, en el noveno mes, la incidencia se incrementa. Una manera simple de poder distinguirlas (especialmente en las primerizas) es que las contracciones que son falsas no se presentan en intervalos regulares, por eso cuando empiecen a aparecer los profesionales aconsejan que se mida su frecuencia y el intervalo entre cada una de ella.

Consejos para que puedas aliviar las molestias en el noveno mes de gestación

molestias en el noveno mes de embarazo
Fuente: Raul Hernandez

Para evitar la aparición de varices deberás evitar el sobrepeso, si el peso se incrementa en exceso se favorece la aparición.

Otra buena medida es realizar ejercicio todos los días, caminar unos 30 minutos ayuda a mantener los músculos de las piernas en forma y así la sangre podrá bombearse correctamente hacia el corazón. Cambiar la postura, se deberá evitar pasar mucho tiempo sentada o de pie, es aconsejable que las mujeres embarazadas se muevan en intervalos regulares y cortos.

Por la noche o a media tarde sería ideal que una mujer embarazada descanse unos minutos con los pies en alto al llegar a los últimos meses de embarazo. Las piernas deberán estar colocadas más altas que las caderas, de esta manera se favorecerá el retorno venoso.

Usar ropa holgada ayuda a la circulación, las prendas muy ajustadas impiden o entorpecen la circulación. Mediante las medias de compresión se favorecerá la circulación y el retorno venoso desde la piernas, algo que evitará las molestias típicas que aparecen al llegar al final del embarazo.

No se debe cargar peso, evita levantar objetos que sean pesados o llevar bolsas de un lado hacia otro, si bien en el momento no se sentirán molestias la zona de la espalda seguramente se verá afectada.

Fumar está prohibido, si bien el fumar es muy malo para todas las personas el hecho de que lo haga una mujer embarazada es mucho peor. Entre todos los problemas que trae el tabaquismo encontramos que favorece notablemente la aparición de las várices.

La ducha diaria deberá darse con agua templada o fría, el agua caliente provoca que la circulación no sea favorable, dilatando los vasos sanguíneos.

Incrementa la ingesta de lácteos. El calcio es muy importante para el correcto crecimiento del bebé y para la salud de los huesos en el embarazo, además evitará la aparición de los calambres. Se deberá evitar poner los pies en punta para evitar que leguen los molestos y dolorosos calambres.

Estas llegando al final del embarazo y esto debe llenarte de alegría, ya falta muy poco para que puedas tener entre tus brazos a la persona más especial del mundo, tu hijo.

 

Dejar una respuesta