niño

Si preguntamos a los niños por sus comidas preferidas, muchos optarán por la pizza. Otros por la pasta. Por ello es una buena vía para animar a los más pequeños a comer verdura con propuestas como esta receta para niños de pizza vegetal. Es una comida totalmente vegetariana, con vitaminas y nutrientes que sin embargo encantará a los niños gracias a su presentación. La berenjena y el calabacín se combinan con el tomate para dar un sabor único a esta rica receta de pizza.

Preparación de la pizza de berenjena y calabacín

1. Precalentar el horno a 200ºC. Extender la masa de la pizza sobre una bandeja forrada con papel de hornear, dejándola lo más fina posible.

2. Extender una capa de tomate frito por la base de la pizza, repartiéndolo bien. Espolvorear queso rallado por encima.

3. Lavar el tomate, la berenjena y el calabacín, cortarlos en rodajas finas. Se pueden pelar, pero es más conveniente dejarlos con piel.

4. Repartir las rodajas de verdura por encima de la pizza.  Añadir el queso mozzarella por encima de la verdura, así como una pizca de sal y un chorrito de aceite.

5. Hornear unos 20 minutos, hasta que la base de la pizza esté hecha y comience a dorarse. Sacar y servir una vez que se haya enfriado un poco, no vaya a ser que el niño se queme el cielo de la boca.

 

 

Imagen: es.123rf

Dejar una respuesta