impetigo

impétigo es una infección cutánea bacteriana altamente contagiosa. Los pequeños la pueden contraer si tocan a otro niño infectado o utiliza algún objeto que ese niño haya tocado previamente. Causa lesiones en la piel que supuran pus y acaban cubiertas por una costra amarillenta. Se trata con una pomada antibiótica pero, en casos graves, el niño puede necesitar antibióticos por vía oral. Una vez iniciado el tratameinto, tu hijo debe ser apartado de otros niños durante dos días. Asegúrate de que se lave muy bien las manos y no comparte toallas, jabones ni juguetes con nadie. Suele curarse en un plazo de entre dos y siete días.

Dejar una respuesta