embarazo

Años y años lleva la ciencia intentando averiguar si los antidepresivos son malos para el embarazo. Hay mujeres embarazadas que deben tomar algún antidepresivo porque tienen algún tipo de problema. Sin embargo, esto podría ser dañino para el bebé. Por otro lado, podría ser perjudicial para la madre, el no tomarlos. Según una investigación realizada por el Centro Asher para el Estudio y Tratamiento de los Desordenes Depresivos de la Universidad Northwestern, el consumo de estos medicamentos no está ligado a problemas en el crecimiento o desarrollo del bebé.

El consumo de éstos medicamentos antidepresivos no provoca diferencias de tamaño en el primer año de vida en niños expuestos y no expuestos a estos medicamentos. Para llegar a la conclusión obtenida, los expertos han realizado seguimiento a 77 mujeres embarazadas y deprimidas, de las cuales 46 estaban sometidas a tratamiento y 31 no. De aquí se supo que casi el 20% de las mujeres tratadas dio a luz de manera prematura. Aún así, los bebés no tenían bajo peso, y su longitud y tamaño de la cabeza era normal. Las mediciones se realizaron a las dos semanas, los tres meses, los seis meses y el año.

Por otro lado tenemos la investigación de Henning Tiemeier, del Hospital Infantil Sofía en Rotterdam (Holanda), que acaba de hacer la última aportación a esta materia con la publicación de un estudio que constata que no tratar la depresión en el embarazo se asocia con un retraso en el crecimiento del cuerpo y de la cabeza del feto. Por ello, lo mejor es acudir a nuestro psiquiatra y que sea él el encargado de decirnos si, en nuestro caso, se recomienda tomar antidepresivos o dejarlos por un tiempo.

Dejar una respuesta