Los básicos para un recién nacido

En este post vamos a hablar de la ropa para recién nacido que sería básica para sus primeras semanas, así como de algunos accesorios para el bebé que también pueden venir muy bien. Además, daremos una serie de pautas para la elección de prendas y complementos, enfocándonos particularmente en lo que conviene evitar.

Con todo, hay que comenzar señalando que no se tratan de unas ‘tablas de la ley’, ya que se pueden hacer adaptaciones, por ejemplo, en función del clima del lugar donde viváis, vuestro estilo de vida o cualquier otra circunstancia especial.

Ropa y complementos para las primeras semanas del bebé

La elección de las prendas y accesorios para el recién nacido debe hacerse siguiendo criterios tanto de comodidad como de confort térmico del bebé, así como teniendo en cuenta la vertiente práctica a la hora de manejarse con él.

Bodys

Bajo esta perspectiva, una primera prenda fundamental es el body, preferiblemente que se pueda abrochar por delante para facilitar ponerlo y quitarlo. En función de la época del año en la que nazca el bebé serían de manga corta o larga, y resultaría recomendable proveerse de una buena cantidad de estas prendas, entre 8 y 10, porque hay que cambiarlos a menudo por heces, regurgitaciones, etc.

Pese a que hay otras opciones en dos piezas, la gran ventaja que tiene el body frente a estas es que quitan trabajo a la hora de lavar ropa, tenderla y guardarla. 

Pijamas o conjuntos

Los pijamas y conjuntos también necesitan un quita y pon constante, porque se manchan mucho igualmente. Por ello, habría que adquirir un número equivalente al de los bodys, entre unos ocho y diez.

Gorritos de paseo

Sin embargo, con los gorritos para paseo puede bastar con un par, aunque eso sí es muy importante que sean suaves y que protejan al bebé muy bien del frío si es invierno, particularmente las orejas.

Chaquetas

También van a ser esenciales al menos dos chaquetas, cómodas, elásticas y de tejidos muy suaves. Conviene decantarse por opciones que no incorporen elementos como flores y lazos, que puedan resultar molestos para el bebé a la hora de dormir.

Patucos y calcetines 

Igualmente, unos cuantos pares de patucos y calcetines serían unos básicos que tampoco pueden faltar en el armario del bebé para estas primeras semanas, con la vista puesta siempre en que tenga los pies perfectamente cubiertos del frío.

Mantitas

Las mantitas, por su parte, también cumplen una importante función a la hora de resguardarlo de las bajas temperaturas y de las corrientes de aire, siendo un elemento que conviene tener a mano tanto en casa como cuando se va a algún sitio.

Toda este ropita, que se puede encontrar en webs como Zippy Online, resulta básica para aproximadamente las primeras seis semanas del recién nacido, y en su elección deben primar siempre criterios como la comodidad y la facilidad para quitar o poner. Por ello, hay que evitar prendas con muchos pliegues, con telas rígidas o que tengan botones en la espalda.

Esperamos que te haya sido útil este post, y te sirva para orientarte sobre todo lo que necesitas tener preparado para cuando nazca el bebé.

Ir arriba