embarazo

Un bebé prematuro es un niño que ha nacido antes de tiempo. Los partos prematuros son aquellos que tiene lugar antes de que se hayan cumplido 37 semanas de embarazo. Estos bebés nacidos tan tempranamente pueden pesar sólo 500 gramos. Estos bebés deben recibir cuidados médicos diferentes que los bebés a término. Las posibilidades de sobrevivir de un bebé prematuro son amplias pero necesitan muchos cuidados.

Los partos prematuros a veces están provocados por afecciones médicas de la madre o factores de su estilo de vida durante el embarazo, como padecer diabetes mellitus, hipertensión, problemas renales o cardíacos, una infección, no haberse alimentado bien durante el embarazo, la edad avanzada de la madre, estrés materno, estiramiento del útero, o los sangrados provocados por una posición anómala de la placenta, entre otros.

Aunque en muchas ocasiones no puedes evitarlo, lo cierto es que te vamos a dar algunas recomendaciones para que puedas prevenir un parto prematuro: debes tomar mucho líquido, evitar tomar cafeína, lleva una dieta sana y equilibrada, evita el estreñimiento, orina a menudo, evita el estrés, no tomes sutancias adictivas, no hagas actividades que te causen contracciones, acude al médico si notas algo raro, etc. Lo recomendable es preguntar todas tus dudas al médico y, de sentirte mal, ir a urgencias para que puedan determinar si estás teniendo un embarazo de riesgo o no.

Dejar una respuesta