Revisiones del bebé

Aunque a un bebé debemos cuidarlo siempre mucho, lo cierto es que hay que hacer más incapié justo después del parto ya que son pequeñitos y necesitan muchos cuidados para que todo vaya bien. Es importante que vayamos prestando atención a su evolución ya que durante este período de tiempo pueden hacer acto de presencia muchas patologías que a veces derivan en serios problemas. El hospital se encargará de hacerles varias pruebas como, por ejemplo, el test de Apgar. También, entre los 2 y 5 días de vida se le realizará un análisis de sangre.

En circunstancias normales, el alta será a las 48 horas, previa revisión del pediatra que tendrá en cuenta la pérdida de peso, ictericia, cuidados del cordón, las pruebas del talón y cribado de hipoacusia. Una de las cosas que hay que hacer a diario es la cura del cordón umbilical con agua y jabón, el peso y el baño. La alimentación debe ser leche materna que tiene muchas más propiedades, excepto si la mamá no puede dar de mamar y, en este caso, el pediatra os dará otras instrucciones sobre la leche con la que debéis alimentar a vuestro niño.

Al nacer, la piel de tu bebé puede aún conservar una vellosidad llamada lanugo en su espalda, hombros y brazos. Esto es totalmente normal y la irá perdiendo con el roce de la ropa y el baño. También puede desarrollar dermatitis del pañal. Esto ocurre ocasionalmente uno o dos días después del parto.

Dejar una respuesta