Los niños hiperactivos

hiperactivos

Los niños hiperactivos, aún siendo propios, exigen mucha paciencia, amor y inteligencia, y nunca gritos, pues a un niño de tales características le exaltan mucho más. La relación y la convivencia con ellos a veces no es fácil, pero si logran alcanzar un punto de encuentro genuino entre los padres y el niños, de quietud y comprensión, sin duda que la relación se verá muy fortalecida. Muchos padres se ven sobrepasados por las situaciónes que muchas veces se generan con los niños hiperactivos, y sienten que son incapaces de poderlos manejar y se ven sobrepasados. Pero hay que esperar, con ánimo estable, pero esperar, hay que tener mucha psicología, informarse bien con un profesional, y sin duda que el crecimiento y desarrollo de los niños ayudará.

Ir arriba