conjuntivitis1.jpg

Para todas las infecciones oculares como: conjuntivitis en recién nacidos, blefaritis o conjuntivitis, puedes probar los siguientes remedios.

RECOMENDACIONES:

• Lávale los ojos con frecuencia. Lo primero que debes hacer es lavarte las manos. Toma un algodón empapado en agua que hayas hervido previamente y escúrrelo. Pásalo suavemente por el ojo, desde el extremo interior hasta el borde exterior. Utiliza un algodón diferente para cada ojo. Y no te olvides de lavarte las manos de nuevo después de realizar esta operación.

• Mantén sus toallas separadas de las del resto de la familia.

• Intenta evitar que se tope los ojos y, si lo hace, asegúrate de que después de lava las manos.

• Si se le hinchan mucho los párpados, consulta a tu pediatra, quién te recetará unas gotas con antibióticos.

UN BUEN TRUCO:

La leche materna contiene anticuerpos y, por este motivo, se suele recomendar a las mamás que la usen para limpiar los ojos de sus bebés cuando presentan problemas. En el caso de las conjuntivitis que provocan un enrojecimiento de los ojos y la aparición de pústulas, normalmente es necesario administrar antibióticos, pero unas gotas de leche materna para limpiar el ojo no le harán ningún daño.

Pero si esto no fuera suficiente, la lactancia materna también protege a tu bebé de infecciones a medida que va creciendo. Estudios realizados en los Estados Unidos han demostrado que los niños alimentados con leche materna en exclusiva disponían de una protección mucho más alta ante enfermedades como la diarrea, infecciones oculares, infecciones de oído o del trato respiratorio mucho después de haber dejado fe tomar leche materna.

1 comentario

  1. es verdad funciona, tengo 13años tenia conjuntivitis y me echaron leche en le ojo y ya estoi bien

Dejar una respuesta