guardee.jpg

Continuamos hablando sobre la educación de nuestros hijos, y te ofrecemos una serie de recomendaciones que puedes tener en cuenta al iniciar las clases.

TEN PRESENTE:

• Comenzar a ajustar el horario de irse a la cama y las horas de sueño una o dos semanas antes del comienzo de las clases. Durante el período escolar el horario de acostarse y levantarse se toma más estricto para la mayoría de las familias, así que es mejor ir preparando a los niños con algunos días de anticipación. Es bueno que una hora antes de ir a la cama ya se suspenda la TV, la computadora, los videos juegos. Esto ayuda a bajar las revoluciones y propiciar el sueño.

• La puntualidad, ser puntuales en la hora de llegada y salida demuestra respeto y genera seguridad en el niño.

• Organizar los horarios dentro del hogar: destinar un lugar específico para realizar los deberes (si no los pueden realizar en su dormitorio) y un horario para los mismos. Tratar de armar el “ritual de los deberes”. Es conveniente que cuando el niño llega a su casa luego del colegio o la guardería, se cambie de ropa, se higienice, tome su almuerzo o merienda y luego de descansar un rato comience con sus tareas.

• Es bueno tener un lugar donde colocar los comunicados de la escuela o guardería, así como una lista de sus compañeritos con sus teléfonos correspondientes. Muchos lugares ya tienen en su página web, donde se colocan los comunicados, horarios, actividades de fin se semana…

• Es importante preparar la merienda o almuerzo junto con el niño, conocer sus gustos y preferencias a la hora de comer.

• Aprontarse para la escuela la noche anterior: dentro de lo posible, para evitar que tengamos que correr de mañana. Es bueno que los niños vayan a la escuela sintiéndose bien y listos para el mundo y no sintiéndose que no han podido siquiera encontrar sus propios zapatos.

Dejar una respuesta