embarazo

El lupus es una enfermedad reumática sistémica y crónica, es decir, además de afectar a las articulaciones y a los músculos, puede dañar la piel y casi todos los órganos. Su base es autoinmune puesto que se produce por la formación de anticuerpos. Mujeres afectadas de lupus pueden tener algunos riesgos durante el embarazo. El Lupus Eritematoso Sistémico es una enfermedad crónica sin cura. Se caracteriza porque el sistema inmunitario no responde eficazmente y se ataca a sí mismo, pudiendo lesionar órganos vitales como riñones, corazón, cerebro, pulmones, piel o la sangre.

Años atrás, a las mujeres que padecían lupus se les recomendaba que no quedaran embarazadas, ya que tenían la posibilidad de sufrir un aborto espontáneo; y los riesgos que corría su salud eran sumamente altos. Hoy en día, a las mujeres que padecen lupus se las anima a quedar embarazadas, ya que la tasa de embarazos exitosos ha alcanzado el 50%, si dichas mujeres se someten a los tratamientos adecuados. Las mujeres que padecen lupus durante sus embarazos son consideradas de alto riesgo y necesitan ser controladas cuidadosamente por un neurólogo y por un obstetra para que puedan recibir, de esta manera, los mejores cuidados posibles. A las mujeres que padecen lupus generalmente se les recomienda esperar hasta que su enfermedad se encuentre en fase de remisión, y al menos seis meses sin tomar medicación, antes de tratar de quedar embarazadas.

 

Dejar una respuesta