Sabré atenderlo se preguntan muchas madres? Claro que sí, en este manual de urgencia para padres primerizos, te ofrecemos una serie de consejos sobre todos los temas relacionados con tu bebé. Hoy hablaremos sobre las deposiciones de los chiquitos.

LAS DEPOSICIONES:

Al principio son muy frecuentes. Suele manchar después de cada toma. Por eso hay que cambiar al bebé con frecuencia, para que su fina piel no se lastime por el contacto de las heces y la orina.

13. Primero debemos lavarnos bien las manos simplemente con agua y jabón. Si no es posible, nos limpiaremos con una toallita húmeda.

14. Después de retirar el pañal, que limpiar la zona con esponja, agua y jabón, o bien con toallitas húmedas. En el caso de las nenas, es importante limpiar los genitales de adelante hacia atrás para evitar infecciones.

15. Si se utiliza esponja, hay que reservarla para este uso y lavarla muy bien al terminar. Renovarla con frecuencia.

16. Es conveniente secar la piel con una toalla o un pañuelo de papel. No es necesario aplicar crema protectora, salvo que haya irritación. Los polvos de talco ya no se recomiendan por el riesgo de que el bebé los aspire.

17. Al terminar la toma nocturna y antes de devolverlo a su cuna, podemos comprobar si el pañal está sucio. Pero no es necesario despertarlo para cambiarlo si vemos que está dormido y a gusto.

Dejar una respuesta