Hoy os dejo con otra manualidad infantil, muy sencilla de hacer y que se puede enseñar a los más pequeños de la casa, como actividad fácil y entretenida. Pienso que es una gran idea para hacer durante la tarde,  además así pasaremos más tiempo con nuestros hijos.

La manualidad consiste en fabricar una pequeña serpiente o gusano, hecho de cartulina. Lo puedes pegar a una tabla, a un trozo de cartón o a otra cartulina del color que quieras. Este pequeño gusano es de color verde y está completamente hecho con cartulina.

Para hacer el cuerpo corta tres trozos de cartulina, el ancho y el largo lo decides tu mismo, dependiendo de lo grande que quieras hacer el gusano.. pero procura que las tres partes sean iguales.

gusano

Ahora, con un poco de pegamento en barra, pega cada extremo cerca del anterior.. de esta manera se quedan como si fueran pequeñas olas levantadas. Procura poner cada trozo, pegado sobre el otro.. así no se verán separados. La cabeza la puedes hacer al final, debes hacer una tira de cartulina verde más grande que las otras; luego solo pega sus extremos entre sí y fija todo el conjunto en un extremo del cuerpo.

Para hacer el rostro basta con un marcador en color negro, dibujando una amplia sonrisa este gusano quedará de lo más simpático. Además, para dar movimiento al bichito, pega un par de ojos en movimiento que puedes encontrar en cualquier tienda de manualidades.

Por último, para hacer las antenas, puedes utilizar limpia pipas de color negro o verde. Traspasa la cartulina, con ambos limpia pipas, da forma y listo.. ya tienes un bonito gusano para enseñar a los más pequeños. Así que si buscas manualidades infantiles, espero que esta os sea de gran utilidad. Un saludo muy grande a todos nuestros lectores.

foto: allkidsnetwork

Dejar una respuesta