Hoy os dejo con una manualidad infantil tan sencilla, que la podrán hacer tus propios hijos. Este pequeño organizador puede ser tanto de vidrio, como de plástico. Aunque el que vemos es de cristal, particularmente aconsejo hacerlo en plástico; de esta forma estamos seguro que si llega a caer no se romperá en pedazos, poniendo en riesgo que los niños se corten.

Esta manualidad infantil se la puedes enseñar a tus hijos, para que hagan algo que les gusta, al mismo tiempo comiencen a reciclar y, además, crean un bote para guardar lápices, bolígrafos y todo lo que necesite para estudiar. Puedes crear varios de estos botecitos, en diferentes colores y/o formas.

Basta con verter un poco de pintura, en este caso verde y con purpurina, dentro. Luego enrosca la tapa y bate bien fuerte. Bate un rato y luego deja reposar, abre la tapadera y elimina el exceso de pintura poniendo el bote boca a bajo. Deja que seque muy bien para poder utilizarlo y meter todo lo que nos apetezca.

manualidad infantil

Puedes hacerlo en varios colores y respecto de la pintura, podrías utilizar laca de uñas. Puedes conseguirla en muchos colores y también con brillantina. Otra idea es añadir un poco de purpurina mezclada en la pintura que vayas a utilizar. Luego realiza los pasos, que he propuesto más arriba, y listo.

Para acabar puedes poner un pequeño cartel que indique para que sirve el bote o bien también se podría añadir una bonita cinta, alrededor del frasco; de esta manera además se convertiría en un complemento decorativo para el dormitorio de nuestros hijos. Como ves es muy fácil utilizar y reciclar botes y botellas tanto de cristal como de plástico. En pocos pasos tenemos un pequeño organizador para todo tipo de colores y utensilios. Aconsejo coger un bote más grande, así no caerá hacia un lado cuando lo llenes demasiado ¿Qué te parece?

foto: livinglocurto

Dejar una respuesta