La mejor edad para que las mujeres congelen sus óvulos según los expertos

La decisión de congelar óvulos es cada vez más común entre las mujeres que desean posponer la maternidad por razones personales, profesionales o médicas. Sin embargo, uno de los aspectos más cruciales en este proceso es determinar el momento ideal para hacerlo. Según los expertos en fertilidad, la edad en la que una mujer decide congelar sus óvulos puede tener un impacto significativo en las probabilidades de éxito futuro.

Comprendiendo la dotación folicular

Todas las mujeres nacen con una cantidad fija de ovocitos, conocida como «dotación folicular». Este número varía, pero se estima que una niña nace con aproximadamente uno a dos millones de óvulos. A lo largo de la vida, este número disminuye gradualmente. Al llegar a la pubertad, el número se reduce a alrededor de 300,000-400,000, y continua disminuyendo con la edad. Además de la cantidad, la calidad de los óvulos también se deteriora con el tiempo, afectando las posibilidades de embarazo y aumentando el riesgo de anomalías cromosómicas.

La edad ideal para congelar óvulos

Según los especialistas en fertilidad, la mejor edad para que una mujer congele sus óvulos es entre los 25 y los 35 años. Este rango de edad se considera óptimo porque:

  1. Calidad y Cantidad: Durante este periodo, las mujeres generalmente tienen una mayor reserva de óvulos y la calidad de estos es superior. Congelar óvulos a una edad más temprana puede aumentar las probabilidades de éxito cuando se deseen utilizar en el futuro.
  2. Reducción de Riesgos: Los óvulos congelados a una edad más temprana tienen menos probabilidades de contener anomalías cromosómicas. Esto reduce el riesgo de complicaciones en el embarazo y de problemas genéticos en el bebé.
  3. Mayor Tasa de Éxito: Las tasas de éxito de fertilización y desarrollo de embriones son más altas cuando se utilizan óvulos congelados de mujeres más jóvenes. Esto se traduce en mayores posibilidades de embarazo y nacimiento de un bebé sano.

Congelar óvulos después de los 35

Aunque se considera óptimo congelar los óvulos antes de los 35 años, muchas mujeres optan por hacerlo en una edad más avanzada. Si bien las tasas de éxito pueden ser menores debido a la disminución en la calidad y cantidad de óvulos, la tecnología y los avances en la medicina reproductiva han mejorado las posibilidades de éxito incluso para mujeres mayores de 35 años. Sin embargo, es importante que estas mujeres reciban asesoramiento adecuado y comprendan las posibles limitaciones y expectativas.

Factores a considerar

Antes de decidir congelar óvulos, las mujeres deben tener en cuenta varios factores:

  1. Salud General y Reproductiva: Realizar un chequeo médico para evaluar la salud reproductiva y descartar cualquier condición que pueda afectar la fertilidad es crucial.
  2. Consideraciones Financieras: La congelación de óvulos puede ser costosa, y muchas veces no está cubierta por los seguros médicos. Evaluar los costos y las opciones de financiamiento es esencial.
  3. Asesoramiento Profesional: Consultar con un especialista en fertilidad para recibir información detallada y personalizada sobre el proceso, las expectativas y las probabilidades de éxito es fundamental para tomar una decisión informada.

La congelación de óvulos es una herramienta poderosa para las mujeres que desean tener control sobre su fertilidad y posponer la maternidad. Según los expertos, la mejor edad para hacerlo es entre los 25 y los 35 años, cuando la calidad y cantidad de óvulos son óptimas. Sin embargo, cada mujer es única y debe considerar sus circunstancias personales, de salud y financieras antes de tomar esta decisión. Con el asesoramiento adecuado y la información correcta, las mujeres pueden tomar decisiones empoderadas sobre su futuro reproductivo.

Últimos artículos

Scroll al inicio