Buenos días amigos, en el espacio de hoy tengo una estupenda receta para la merienda de los niños. En ella mezclamos las galletas, el queso y un poco de chocolate… umm deliciosa!

Me encanta compartir con vosotros ingeniosas ideas, para los más pequeños de la casa… Es muy divertido ver cómo se sorprenden los niños cuando ven estos platos.

A veces los pequeños dan mucho que hacer, en cuestión de la comida.. Particularmente no apruebo que siempre haya que hacer algo divertido para comer.. pues si tenemos prisa, deseamos que coman sin mucho que pelear con los pequeños.

merienda

Pero en ciertas ocasiones y de vez en cuando está bastante bien sorprenderles con una merienda o una comida estupenda y, sobretodo original.

Si tu hijo ya come queso y puede comer galletas, quizás te apetezca hacerle reir un poco. Si tu hijo come muy mal, insisto en que es mejor no hacer estas cosas demasiadas veces porque sino siempre querrá que le hagas platos divertidos.

Los niños tienen que aprender a comer bien, sentados y utilizando cubiertos tan pronto como puedas.. aunque parezcan muy pequeños, no tienen por qué tener problemas.. al principio les costará, pero es la forma perfecta para ir dandoles autonomía.

Ahora vamos con la receta! Para esta estupenda merienda tendrás que tener algunos elementos tales como un plato, una galleta, una porción de queso, un poco de mortadela, un poco de chocolate y dos semillas de sémola por ejemplo.

Es muy sencillo de preparar, primero pon el plato y sobre este la porción de queso. Luego añade un trozo de chocolate para la punta de la nariz.

Para hacer los ojos basta con dos semillas de lo que quieras. Por último añade las orejas.. son redondas y se pueden hacer con un trocito de mortadela.

Para ponerlas sobre el ratón solo has de hacer dos muescas, en el queso y fijarlas. Una cosa más, si quieres ponerle cola, basta con añadir un trocito de alguna verdura.

Ahora podrás hacer tantos ratones de queso, como quieras!

Foto: cutefoodforkids

Dejar una respuesta