Buenos días amigos, si tus hijos ya toman fruta o están comenzando a hacerlo.. puedes implicarles un poco más realizando, a veces, meriendas divertidas.

En este caso vemos como con algunas frutas, cortadas en rodajas, es muy sencillo realizar rostros o caras de animales.

Los gatos y los perritos son los que tienen más.. digamos salida, ya que son fáciles de hacer y solo necesitaremos pocos ingredientes.

gato

Pero si te encuentras inspirada, seguro que puedes hacer platos más divertidos aún, con la cara de otros animales o personajes que les gusten.

Ayer hablamos de una merienda divertida para tus pequeños infantes, lo sé, pero hoy no me he podido resistir a hablar de estos graciosos animalitos para comerselos!

Si tienes vajilla de color, será aún mejor.. pues ya tendremos un fondo para la cara y solo tendremos que armar ésta última con rodajas de frutas.

Si tienes platos blancos, puedes hacer una papilla de frutas del color que quieras y utilizarla como fondo para las caras.

Una vez resuelto este problema, vamos  a hacer un lindo gatito. Como ves en la imagen, el fondo del plato le ayuda a dar color. Es de color verde, pero además contiene rayas circulares en otros colores.

Con una rodaja gruesa de plátano se hacen los ojos.. puedes ponerlos hacia abajo.. así parecerán los de un lindo gatito.

Para la naricita, corta una rodaja de fresa.. umm deliciosa! y justo debajo dos medias rodajas de la fruta que quieras… como una manzana, dependiendo del color para perfilar la bota del gato.

Como orejas puedes poner dos trozos de melón o de melocotón, intenta cortarlos en forma de pico..así parecerán las orejas de un gato.

Como ves es poca fruta, pero para que tu hijo comience no está nada mal.. luego puedes ir incrementando la cantidad de la misma para que vaya acostumbrándose.

Foto: designmom

Dejar una respuesta