Se denomina cólico del lactante a un conjunto de síntomas muy conocidos para los padres, como consecuencia de la inmadurez de su aparato digestivo. Los cólicos suelen aparecer entre los quince días y los tres meses de vida, aproximadamente, el bebé sufre molestias provocadas principalmente por el espasmo o contracción dolorosa del intestino por la tarde y por la noche. Los síntomas más característicos son: fuerte llanto con movimientos de piernas y continuos intentos de empuje. Durante este tiempo, además, el bebé tiene dificultades con la deposición y con el eructo y, como consecuencia de estas molestias, también para dormir.

Se cree que el cólico del lactante es un mecanismo de defensa del cuerpo que intenta activar el peristaltismo en aquellas zonas en que la inervación no es correcta y en las que se acumulan materiales de desecho y gases que es necesario evacuar, por lo que el cuerpo lo va activando a base de dolores, durante 2, 3 ó 4 meses, dependiendo de cada bebé.

Cuando el bebé tiene estos síntomas, en primer lugar hay que asegurarse de que el bebé no padece de algún otro problema consultando con el pediatra, que puede valorar si pudiera existir alguna otra causa para las molestias.

El Método Rubio es un trabajo manual blando, delicado y suave de elastificación de todo el aparato digestivo, abarcando desde la boca hasta el ano.  El método, en definitiva, lo que consigue es la activación del tránsito intestinal y del movimiento peristáltico del intestino, de una forma manual y blanda, con lo que se logra que el intestino funcione correctamente y que los cólicos no se produzcan.

Con el Método Rubio para los Cólicos del Lactante, conseguimos de una manera natural una mejoría, tanto en la alimentación del niño, que realiza tomas más correctas y mantiene mejor el tiempo entre ellas, como en el tránsito intestinal y en la evacuación de las heces y los gases, una mayor facilidad en el eructo, y como efecto secundario, aumenta el bienestar general del bebé al aumentar la calidad y el tiempo de sueño.

Consulte con un fisioterapeuta especializado en este campo para que le realicen a su bebé esta técnica correctamente.

Dejar una respuesta