Si tu bebé de 10 meses no quiere comer, no desesperes, a casi todos nos pasa cuando tenemos esa edad. No desesperes y echa un vistazo a todos estos consejos, verás que consigues mejorar sus rutinas de alimentación.

Bebé no quiere comer
Fuente: Phyllis Buchanan

Cuando el bebé cumple 10 meses es muy habitual que las madres le comenten al pediatra que no quiere comer, ya que es una edad en la que entran en su día a día muchos alimentos nuevos y suele haber rechazo. Lo que hay que tener claro es que debes diferenciar si es que no come nada o si es que come pero no toda la comida que le preparas. Esto es muy importante para saber cómo actuar.

El bebé es inapetente cuando no quiere comer nada más que leche o papilla, no importa lo que prepares o qué alimentos contenga, no toma nada de nada. El caso cambia cuando el  bebé come de todo pero no en las cantidades que se le preparan. Ambas situaciones son el pan de cada día de millones de mujeres en todo el mundo, y somos pocas las afortunadas que nunca hemos pasado por ellas. Yo he tenido suerte, mi niña siempre ha comido de todo lo que le hemos puesto… ¡una maravilla!.

Bebé no quiere comer
Fuente: Lars Plougmann

Un bebé que no quiere comer lo que debería, en este caso a los 10 meses, es importante que pueda tener una buena comunicación con su madre o con la persona que lo cuida y le da de comer. Debes enseñarle a comunicarse, ya que todavía no habla y  no puede decirte si algo no le gusta o ya tiene la barriguita llena.

¿Qué cantidad come?

Muchos padres se estresan demasiado a la hora de darle de comer a su bebé, y eso lo nota el pequeño, aunque no lo parezca. Hay un error muy común, especialmente en el caso de primerizos, y es ponerle demasiada comida al niño, por lo que es lógico que nunca se la termine. Un bebé come poco, no es como un adulto, y puede no tener siempre apetito, algo en lo que sí coincide con nosotros. Revisa las cantidades que le pones, ajústate a lo que siempre come y ve aumentando poco a poco si lo crees necesario.

¿Cómo hacer que coma?

Si a tu bebé no le gusta la comida que le das y se niega a comer porque prefiere la leche o la papilla, hay muchas cosas que puedes hacer para cambiar esa rutina y que coma mejor. Normalmente, cuando a nuestro bebé no le gusta la comida es porque no se la hemos preparado de forma atractiva o sabrosa, y debemos cambiar eso lo primero. ¿Cómo? Sigue estas pautas y verás que tienes éxito:

Conocer sus gustos

El paladar del bebé está desarrollado y distingue sabores, por lo que debes darle los que más le gusten, o que al menos sus favoritos predominen entre los que no le van mucho. A los 10 meses suele comer aún triturado, y los purés son un método excelente para que descubra sus gustos. Vuelve a hacerle los purés con un único ingrediente, así sabrás perfectamente qué le gusta y qué no.

Bebé no quiere comer
Fuente: Sami Keinänen

Condimentación

A todos nos gusta que la comida esté bien condimentada, le da un sabor muy especial y hace que cualquier plato esté mucho más rico. A los 10 meses ya puedes ponerle un poquito de aceite al puré o utilizar condimentos aromáticos, como el tomillo, el laurel o la nuez moscada. El queso es un ingrediente mágico para condimentar cualquier plato, y es muy raro encontrar un niño al que no le guste.

Tiempo de comida

El tiempo que se dedique a la comida y el postre es muy importante para que el bebé pueda diferenciar bien los sabores y realmente degustar lo que le vas a dar. Lo más recomendable es dejar que pasen 10-15 minutos entre la comida y el postre, así se le pasará el sabor de lo primero y estará listo para disfrutar de lo segundo. Si es de los que prefiere el postre a la comida, no lo dejes a la vista porque no comería el plato principal.

¿Y si aún así no come?

Si por muchos trucos que utilices tu bebé no quiere comer, entonces deberías acudir al pediatra para que lo evalúe por si tiene algún problema que le impida comer. No te agobies mucho, lo de no querer comer es algo muy habitual pero también pasajero, tarde o temprano comerá como tiene que comer.

Bebé no quiere comer
Fuente: Lars Plougmann

Como te dije al principio, yo tengo la suerte de que mi niña siempre ha comido perfectamente, por lo que no he tenido que recurrir a estos trucos. Amigas mías sí lo han hecho y tuvieron éxito, así que ya sabes… ¡sigue estos consejos y cuéntame qué tal!

Dejar una respuesta