Si tu bebé tiene alergia a los pañales puedes notarlo si ves que llora mucho, o si se le irrita la piel cercana al pañal… A veces, aunque compremos los mejores pañales del mercado, suceden estas cosas. Incluso, hay casos en los que la alergia a los pañales aparecen meses después de utilizarlos. Lo ideal es que cambies y limpies tu bebé cada 3 horas o siempre que este sucio. La mejor combinación de limpieza es agua temblada y jabón, seguido de la aplicación de cremas preventivas. Si, pese a esto, sigue teniendo irritación, deberás acudir al médico y éste podrá recetarte algún medicamento como cremas antiflamatorias.

La dermatitis irritativa del pañal no es una enfermedad infecciosa, sino inflamatoria de la piel. Lo que sucede es que al irritarse e inflamarse la piel y volverse más frágil, puede complicarse con infecciones bacterianas o por hongos, que requerirán tratamiento antibiótico o antimicótico. Airear la zona del pañal cuando presenta irritaciones e inflamación contribuye a reducir la maceración y mejorar los síntomas, pero no es conveniente que el sol incida sobre la piel. La zona de pliegues en los bebés es muy propensa a la aparición de irritaciones puesto que existe una sudoración excesiva con poca ventilación. La aplicación de pastas al agua, reduce la maceración y por consiguiente las irritaciones.

En definitiva, si percibis que vuestro niño comienza a estar molesto, y tiene inflamada la zona que rodea el pañal y se siente más aliviado cuando le estáis cambiando, no hay duda de que no le están sentando bien por lo que debéis acudir a su pediatra.

Dejar una respuesta