Mi Primer Danone es un producto lácteo especialmente pensado para bebés y su transición de la leche materna a la de vaca. Y es que, uno de los lácteos más comunes en la dieta de las personas, más allá de la leche, es el yogurt en forma de postre, siendo este producto ideal para que tu pequeño bebé aprenda la importancia que tiene el postre en la alimentación de los niños y adultos.

Dicho esto, seguro que la primera pregunta que ronda en tu cabeza de mamá preocupada por la alimentación de su bebé, es: ¿con qué ingredientes está hecho Mi Primer Danone? Con este post estamos dispuestos a resolver tus dudas y mostrarte en qué momento y cómo introducirlo en la dieta de tu bebé.

Mi Primer Danone está elaborado con leche de continuación (un 93,7%) y contiene todos los nutrientes necesarios para bebés desde los 6 a los 24 meses de edad. Entre sus nutrientes se encuentra el calcio, realmente importante para el crecimiento y desarrollo de sus huesos y dientes, el hierro para su desarrollo tanto mental y motor como conductual, los ácidos grasos esenciales para el cerebro y la visión, así como para regular el sistema nervioso, fortalecer el sistema cardiovascular, crear inmunidad y formar las células del organismo, y otras vitaminas y minerales esenciales para sus primeros dos años de vida. Un alimento completo e ideal para que tu pequeño aprenda a comer yogurt.

Mi primer danone edad 1

La leche de continuación

Durante los 6 primeros meses de vida, lo más recomendable, según la Asociación Española de Pediatría (AEP), excepto algunos casos, es dar leche materna a tu bebé, asegurándote así una alimentación adecuada para el crecimiento y desarrollo del pequeño. La leche materna cuenta con todo lo necesario para que durante los primeros meses de vida el bebé crezca con normalidad.

Sin embargo, eso no quiere decir que tengas que descartar por completo la leche de continuación. Este tipo de lácteo surge como solución para tres casos diferentes:

  1. Madres que por problemas médicos no pueden dar leche a sus hijos.
  2. Bebés que necesitan más leche de la que su madre les puede proporcionar.
  3. Todos los bebés a partir de los 6 meses, pues han de comenzar a adaptarse a la dieta común con leche de vaca para continuar creciendo correctamente.

De este modo, antes o después, todos los bebés acaban alimentándose de leche de continuación hasta que se adaptan y toleran correctamente la de vaca. Y es que, de los 6 meses al primer año de vida, los bebés han de pasar de las 550 calorías al día a las 1.050 para un correcto crecimiento.

Pero… ¿qué tiene la leche de continuación que no tenga la materna o la de vaca? La fórmula de elaboración de esta leche es ideal para esta adaptación de alimentos, pues es realizada a partir de leche de vaca pero modificada para que se asemeje a la leche materna. Además, cuenta con añadidos nutricionales como vitaminas y minerales para el crecimiento del bebé que han sido aprobados por el Comité de Nutrición de la Sociedad Europea de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica (ESPGHAN) y el Comité Científico de Alimentación de la Comisión Europea. Instituciones que nos dan una gran seguridad.

Introducir lácteos en la dieta del bebé

Precisamente en esta etapa, cuando el bebé comienza con la leche de continuación, puede comenzar a alimentarse también con el único producto lácteo alternativo y/o complementario a la leche de continuación: Mi Primer Danone.

Así, hasta los 24 meses, el pequeño crecerá y se desarrollará a base de leche de continuación y yogurt realizado a base de esta misma leche, junto a otros alimentos recomendamos por el pediatra, quien irá introduciendo poco a poco elementos en la dieta (papillas de cereales, fruta, purés de verduras, carne, pescado…), tomando así todas las precauciones necesarias para identificar alergias y evitar intoxicaciones alimentarias.

Como tentempié de media mañana, postre de comida o cena, e incluso, como merienda, Mi Primer Danone, siempre será una buena alternativa al biberón. Más práctica y recomendable para que el bebé, que se está transformando en niño, aprenda a usar la cuchara cuando antes. Algo que no le costará con la suave textura del yogurt y alguna cuchara adaptada a su edad, comenzando con las que son de materiales flexibles para evitar heridas en la boca del bebé. Otro punto a favor de este producto lácteo es que al servirse frío (o más bien del tiempo) aliviará el dolor de la salida de los primeros dientes.Mi primer danone edad 2

Se trata de un producto idóneo si sigues la corriente del “baby led weaning” o “destete dirigido por el bebé” cuya idea es que los bebés no tomen papillas sino leche, y luego, ofrecerles pequeños trozos de comida (fruta, verdura cocida…) que ellos mismos sostendrán y comerán si quieren. Se trata de una alternativa a la hora de introducir a los bebés en la alimentación adulta que cobra cada vez más adeptos y que, siempre y cuando se lleve a cabo a partir de los 6 meses y tomando precauciones para evitar intolerancias y atragantamientos, es perfectamente aceptable. ¿Qué opinas tú sobre esta alternativa alimentaria para bebés? Si optas por ella no dudes en compartir tu decisión con el pediatra, quien te ayudará a planificar la introducción de los distintos alimentos.

Esperamos que toda esta información sobre la alimentación del bebé de los 6 meses hasta que cumple los dos añitos os sirva de gran ayuda. Lo cierto es que los pediatras tienen un buen control de este proceso y sabrán asesorarte perfectamente en función de la etapa de desarrollo de tu pequeño, pero nunca viene mal conocer algunos novedosos productos como Mi Primer Danone que podemos añadir a la dieta. En caso de que tu pequeño tenga algún retraso en el crecimiento o alguna otra particularidad, no dudes en consultar con tu pediatra cuando es aconsejable comenzar con la leche de continuación y Mi Primer Danone. Él, mejor que nadie, te sabrá asesorar para que tu bebé crezca sano y fuerte.

– POST PATROCINADO –

Dejar una respuesta