-

Miedo a la oscuridad en los niños: 6 trucos para ayudarlos a superarla

El miedo a la oscuridad es muy habitual en los niños y niñas, suele aparecer aproximadamente a partir de los 2 años y se puede extender hasta las 8 a 9, de forma general.

Según estudios científicos se trata de un miedo evolutivo, es decir normal en el desarrollo del niño. De hecho, uno de cada tres niños de entre 3 y 5 años tiene miedo a la oscuridad.

Si bien se considera que es normal en la etapa del crecimiento, es importante tomar algunas medidas para que el niño lo pueda superar y dormir tranquilamente en la noche. Además, para que no se convierta en una fobia.

¿De dónde proviene el miedo a la oscuridad?

Fuente: https://mejorconsalud.as.com/
Fuente: https://mejorconsalud.as.com/

El miedo a la oscuridad en los niños proviene de igual manera que en los adultos, mediante un estímulo que nos hace estar alerta ante determinadas circunstancias.

La oscuridad suele hacer aflorar esos pensamientos negativos como personajes terroríficos de cuentos, los monstruos, fantasmas, etc.

Tienen una rica vida de fantasía, son más conscientes del mundo en general y sus peligros tienen recuerdos prolongados que son muy sugestionables.

Si le has leído un cuento donde se esconde un monstruo en un dormitorio o que aparece en un armario, él podría pensar que la noche puede aparecer en su habitación. Debemos poner mucho cuidado el material que vamos a leerle, que tipo de películas mira, dibujos, antes de dormir para que no perturben su mente.

Los cambios (mudarse a una nueva casa, la llegada de un nuevo hermano, separación de sus padres) también pueden hacer que un niño se sienta inseguro y asustado y tenga miedo.

También te puede interesar:
La hipermetropía en los niños

Por ello muchos niños no les gusta dormir en la oscuridad total, o con la puerta totalmente cerrada en la habitación porque el miedo aparece por la noche en el momento de irse a la cama cuando se encuentra solo.

Si el niño tiene miedo a la oscuridad total, puedes dejar una luz encendida.
Si el niño tiene miedo a la oscuridad total, puedes dejar una luz encendida.

Trucos para ayudar al niño a superar el miedo la oscuridad

Preparar una rutina

Crear una rutina tranquilizadora antes de dormir como ser: contarle un buen cuento, cantar una canción de cuna favorita, cosas que ayuden al niño a sentirse seguro y calmado.

También te puede interesar:
Embarazo: consejos y posturas para dormir mejor

Ser creativo con la iluminación

Fuente:  https://www.flexoluz.com/luz-nocturna-de-compania/
Fuente: https://www.flexoluz.com/

Demasiada luz en el dormitorio puede afectar la liberación de melatonina y dificultar que se duerma.

Pero dejar una luz LED que cambie de color es ideal. Puedes ser más creativo y colocar una cadena de luces navideñas LED en el extremo de la cama, un proyector de estrellas en el techo o una luz nocturna de «luna en mi habitación». De esa manera no quedará totalmente a oscuras.

Mostrar que la casa es segura

Debes ir con él para comprobar que no hay ningún monstruo dentro del armario, ni debajo de la cama, o detrás de las puertas.

Puedes hacerlo como un juego buscando un tesoro en esos lugares, no como si se tratara de una inspección.
Al hacerlo jugando, van a quedar grabadas en su mente ideas positivas, quitando importancia, sin miedos y viendo que no existe ningún peligro.

Evitar las pantallas antes de acostarse

Fuente: https://www.bbva.com/es/
Fuente: https://www.bbva.com/es/

No es aconsejable que miren tele antes de dormir para que no se acuesten demasiado alterados ni nerviosos. Las horas previas deben ser lo más relajadas posibles, y crear un ambiente propenso y relajado. Los libros pueden ayudar mucho más en estos casos.

También te puede interesar:
Identificar el autismo

Enséñale técnicas de respiración

Enséñale a los niños mayores a respirar profundamente con el vientre. Hazle que inhalen durante cinco segundos y exhale lentamente como si tuviera una vela de cumpleaños en frente. «Pero no quieres apagarla.

Solo quieres que la ‘llama’ parpadee». Es una buena técnica para niños y grandes antes de conciliar el sueño.

Hazle compañía

Los niños siempre necesitan el apoyo de los padres para superar los miedos propios de la infancia, por eso es de gran ayuda si lo acompañas durante la noche unos minutos hasta que se duerma.

Importante

No animes al niño a levantarse de la cama. El objetivo es ayudarlo a superar sus miedos. Si puede permanecer en la cama y experimentar que todo está bien, aprenderá a confiar en que la cama es un lugar seguro.

También te puede interesar:
Receta para niños: Bollitos de crema

Si a los niños se les permite levantarse de la cama y entrar en su habitación es posible que crean que su habitación no es un lugar seguro. Es mejor reunirse con los niños en su habitación para brindarles comodidad, que dejarlos salir de su dormitorio.

Poco a poco sentirán confianza y seguridad y dormirá solo. Debes de tener paciencia ya que es un proceso que en todos los niños es diferente. Siempre trátalo con mucho amor y comprensión.

Fotos: Pixabay.

Lo último...