Mindfulness: 5 beneficios de practicarlo durante el embarazo

La práctica de minfulness es ideal para reducir el estrés y la ansiedad y vivir en el aquí y ahora.

El mindfulness es el acto de aquietar tu mente y tus pensamientos mientras prestas atención a tu cuerpo o a tu entorno con propósito y enfoque. Es similar a la meditación, pero es un poco más simple.

Además, es una forma de relajación que permite concentrarte en el momento presente, aquí y ahora y comprender que ocurre desde una actitud abierta sin juzgar.

La mayoría de las veces el mindfulness lo puedes lograr a través de acciones simples como ser consciente de tu respiración, enfocar tu atención en una cosa o reducir la velocidad de tus pensamientos y acciones.

Tiene muchos beneficios para el desarrollo personal además de tu embarazo, también ayuda a reducir el estrés, proteger la salud y el bienestar de las mamás y los bebés.

Beneficios del mindfulness en embarazadas

adorable lindo joven embarazada posando 344912 258

La atención plena reduce el estrés

Debido a que el mindfulnesses una forma de reducir el estrés, se han realizado varias investigaciones y los resultados han sido sorprendentemente positivos. La práctica puede conducir a una mayor concentración, reducción del estrés, una mente más clara y una mejor calidad de sueño.

De hecho, un pequeño estudio piloto realizado con mujeres embarazadas que participaron en un programa de mindfullness llamado Maternidad Consciente, informaron reducciones en los sentimientos de ansiedad. También reportaron menos estrés, hostilidad y vergüenza.

En dos horas de clase por semana, las participantes también aprendieron cómo cultivar la atención y la conciencia, particularmente en relación con aspectos de su embarazo: la sensación de su vientre, los dolores y molestias y la ansiedad por el parto.

El mindfulness potencia los sentimientos positivos

No solamente esta práctica implica meditación, también puede volverse más consciente al notar la forma en que los estados de ánimo y sensaciones corporales fluctúan a lo largo del día.

Por lo tanto, este tipo de práctica puede ayudar cuándo asumimos que las cosas van a ocurrir como en el pasado y no notamos nuevas experiencias.

En el caso de las mujeres embarazadas pueden esperar que el embarazo sea agotador y doloroso, y con esta práctica vas a poner atención en los pensamientos positivos, las nuevas experiencias y maneras de pensar. Es decir, vas a focalizarte en que todo va a estar bien de manera segura y muy beneficioso para ti y tu bebé.

Puede ayudar a prevenir el parto prematuro

Muchas mujeres se preocupan por el parto prematuro, ya que puede generar muchos riesgos para el bebé, incluidos problemas respiratorios, problemas de visión y audición, y retrasos en el desarrollo. Las mujeres con tasas más altas de ansiedad, estrés y depresión corren un mayor riesgo de dar a luz a un bebé prematuro.

La práctica de mindfulness puede ayudar al reducir los niveles de estrés, depresión y ansiedad, todo lo cual conduce a un menor riesgo de contracciones pretérmino, parto prematuro y bajo peso al nacer.

Reduce el dolor durante el embarazo y el parto

Las mujeres que están más en sintonía con sus cuerpos a través de la práctica experimentan niveles más bajos de dolor, estrés y ansiedad durante todo el embarazo hasta el trabajo de parto.

Fortalece el vínculo con tu bebé

Practicar mindfulness te permite estar verdaderamente en el momento para que puedas experimentar toda la alegría y la emoción que conlleva el embarazo y más allá. Te permite ser más consciente de tu vínculo con el bebé.

¿Cómo practicar mindfulness en el embarazo?

mujer embarazada leyendo libro afuera parque sentada cesped dia verano 289836 603

Siéntate tranquila

En este primer paso debes estar sentada o acostada, sintiéndote cómoda, reservando el momento para ti, sin ninguna interrupción. Inhalando y exhalando, prestando atención a la sensación del aire entrando y saliendo de tus pulmones, solamente esta acción te va a ayudar a conectar tu mente con el cuerpo.

Realiza una actividad

Puedes practicar mindfulness haciendo una actividad o dando un paseo, debes estar consciente de todo lo que estás haciendo y sintiendo.

En este punto debes prestar atención detallada a tu cuerpo y a los cambios de manera consciente que estás viviendo. También, puedes dar un paseo para estar consciente de todos tus sentidos y disfrutar de la naturaleza de un modo intencional.

Es una buena manera de liberar la tensión y la ansiedad, si lo vas a hacer al aire libre en la naturaleza puedes obtener la mayor cantidad de beneficios para tu salud y tu relajación.

Observa el cielo, los pájaros, los árboles, si una preocupación o un pensamiento entra en tu mente, reemplázalo poniendo nuevamente atención en tu respiración.

Detenerte y escuchar

Mientras conversas con tus seres queridos sobre su día, elimina todas las distracciones. Sintoniza lo que están diciendo, así como sus gestos y lenguaje corporal. Mientras practicas mindfulness debes centrarte en esa única tarea. Aprenderás mucho sobre tus seres queridos, ellos se sentirán más comprendidos y amados por ti.

También puedes sentarse tranquilamente y escuchar música instrumental, sonidos de la naturaleza o una meditación guiada. Pon toda tu atención en lo que estás escuchando mientras respiras uniformemente.

Para terminar…

La práctica de mindfulness meditación, o meditación consciente, es un beneficio muy importante para el resto de tu vida. Puedes continuar practicando la meditación sentada, la visualización y la meditación caminando cada vez que necesites un descanso para recargar energías.

Muchas nuevas mamás disfrutan practicando su ritual de atención plena por la noche una vez que acuesta a su bebé. También es posible que puedas hacerla un par de minutos durante una siesta.

Además, ¡una mamá con pensamientos y energía positiva, llena de amor y sin estrés siempre es beneficiosa para el bebé y toda la familia!

Fotos: Freepik y Pixabay.

Ir arriba