-

Molestias durante el embarazo, ¿cómo tratarlas?

El embarazo es una época maravillosa, pero no todo es de color de rosa. Con él aparecen numerosas molestias a las que las mujeres tienen que hacer frente. Náuseas,  dolor de cabeza, estreñimiento, aparición de varices o ciática son algunas de las molestias habituales que suelen hacer acto de presencia. Lo que sí hay que tener en cuenta, es que cada mujer es un mundo, y no todas tienen que sufrir los mismos problemas.

Principales molestias durante el embarazo

Veamos cuáles son las molestias más frecuentes en el embarazo, trimestre a trimestre y como poder hacer frente a esos problemas de forma no invasiva.

Molestias durante el primer trimestre

Muchas de las molestias de este primer trimestre, suelen desaparecer durante el segundo.

Náuseas, vómitos y mareos en el primer trimestre

Además del dolor de cabeza en el embarazo, las náuseas suelen ser uno de los síntomas más característicos durante el primer trimestre de gestación. Esto es debido a los cambios que se están produciendo en el interior de su cuerpo. Para hacer frente a estas ganas de vomitar es bueno seguir una dieta equilibrada, así como tomar bebidas carbonatadas.

Cansancio durante la gestación

El cansancio es otra de las molestias típicas durante los primeros meses. Es habitual que las futuras madres tengan todo el día ganas de dormir. Para hacer frente a esta situación, nada como echarse una siesta siempre que se pueda a lo largo del día para recargar las pilas.

Estreñimiento en la embarazada

Aunque lo hemos añadido en el primer trimestre, suele ser un problema que dura a lo largo de todo el embarazo. Para evitar este estreñimiento, es recomendable seguir una dieta rica en fibra y beber, al menos, 2 litros de agua al día.

También te puede interesar:
Los partos prematuros disminuyen casi un 65% durante el COVID-19

Acidez de estómago en el embarazo

La acidez durante el embarazo está muy presente debido a la acción de ciertas hormonas, como la progesterona. Para reducir esta acidez, intenta tener la cabeza un poco elevada cuando te tumbes.

También te puede interesar:
Algunas curiosidades que no deben alarmarte en un recién nacido

Molestias durante el segundo trimestre

En este segundo trimestre los cambios físicos ya son visibles, y con ellos nuevas molestias.

Calambres

Suele ser habitual que se produzcan calambres durante el segundo trimestre. Cuando esto ocurre, es importante masajear la zona para reducir esas molestias lo antes posible. Disfrutar de una dieta rica en calcio y magnesio también ayuda a hacer frente a este problema.

Manchas en la piel

La denominada máscara del embarazo suele hacer acto de presencia en las mejillas, cuello y nariz. Utilizar una crema de protección total es fundamental para evitar su aparición.

Aparición de varices

Las varices también son una de las molestias más clásicas en las embarazadas. Evitar estar mucho tiempo de pie puede ayudar a reducir su aparición.

Molestias durante el tercer trimestre

Debido al crecimiento del feto, y al desplazamiento de ciertos órganos, nuevas molestias hacen acto de presencia hasta el día del nacimiento.

Lumbalgia

Se trata de un dolor que aparece en la parte baja y central de la espalda, y es uno de los dolores más típicos entre las embarazadas. Aplicar calor en la zona suele ayudar a reducir el dolor, así como la realización de ciertos ejercicios, siempre que se hagan de forma correcta.

Dificultades para dormir

Ante el crecimiento de la barriga, a causa del feto, es normal que las mujeres no encuentren una posición cómoda para conciliar el sueño. Esto al final se traduce en cansancio durante el día. Dormir con un cojín especial para embarazadas suele funcionar muy bien para mejorar el descanso.

También te puede interesar:
Sobrepeso durante el embarazo y sus posibles riesgos

Problemas de encías en la embarazada

Los problemas de encías o gingivitis son bastante frecuentes en el embarazo. Visita de forma periódica a tu dentista para hacer un seguimiento de este problema.

Uso y beneficios de la telemedicina

El avance de la tecnología, aplicada al campo de la salud, ha traído importantes beneficios a los pacientes. Poco a poco se va abriendo hueco en el panorama actual, siendo una técnica cada vez más utilizada para realizar todo tipo de consultas.

También te puede interesar:
Microespuma, técnica para acabar con las varices sin cirugía

Son muchos los beneficios que ofrece la telemedicina. El primero de ellos es evitar los desplazamientos innecesarios, lo que se traduce en una reducción del gasto y del tiempo. También ofrece la posibilidad de poder llevar a cabo una consulta desde cualquier lugar en el que nos encontremos, ya sea por chat, videollamada o alguna aplicación móvil desarrollada para tal fin. Gracias a la telemedicina, el seguimiento de los pacientes es más fácil para los profesionales, ya que en cualquier momento pueden contactar con ellos, algo de gran ayuda para las embarazadas donde las molestias suelen ser muchas.

Lo último...