El Síndrome de la Muerte Súbita del Lactante (SMSL) se define clínicamente como “la muerte repentina e inesperada de un lactante aparentemente sano”.

En los siglos séptimo y octavo antes de Cristo, los Asirios usaban una cabeza de bronce para resguardarse del dios Lamashtu, quién era conocido por sus “ataques” a los bebés. Se le acusaba de ser responsable de los abortos, de los recién nacidos muertos y de los niños “fallecidos en la cuna”.

Una de las primeras publicaciones de los tiempos bíblicos la encontramos en Reyes 3: 19, 22. “…y una noche el hijo de esta mujer murió, porque ella se acostó sobre él”

La muerte súbita del lactante es la primera causa de muerte en los países occidentales en niños de entre uno y doce meses, existe un notable predominio de los varones.

Es una de las enfermedades más desconocidas de nuestros días. Se considera el Síndrome como un proceso causado por varios factores, incidiendo en un lactante aparentemente sano, que altera su respiración y conduce a su muerte inesperada mientras duerme.

En los lactantes y niños pequeños es raro que la muerte súbita esté producida por enfermedades infecciosas, especialmente las del aparato respiratorio. Las muertes súbitas en la infancia debidas a enfermedades cardiovasculares no alcanzan el 10%, y por lo general se trata de cardiopatías congénitas.

Para catalogar una muerte infantil de SMSL se debe realizar la autopsia y también revisar cuidadosamente la historia del niño. En algunos centros se investiga el escenario de la muerte. Cuando todas las causas de muerte infantil son eliminadas, entonces se realiza el diagnóstico del SMSL por exclusión (no hay otra razón que explique el fallecimiento).

Una proporción importante de tales muertes infantiles no muestra ninguna causa evidente en la autopsia.

Numerosos trabajos científicos demuestran que el riesgo de muerte aumenta hasta 14 veces cuando el bebé duerme boca abajo. Después de las campañas para “reducir el riesgo” poniendo a dormir a los niños boca arriba, durante la década de los 90, la mortalidad por SMSL disminuyó alrededor de un 50%.

Los factores de riesgo:

  • El bajo nivel socioeconómico es uno de los factores de riesgo más claramente establecido.
  • El consumo materno de drogas y alcohol, el mayor número de partos y el menor intervalo entre gestaciones, se han asociado a un ligero mayor riesgo de SMSL, siendo estos hechos los que se acumulan en grupos de población desfavorecidos, en los que los cuidados deficientes y el maltrato pueden ser más frecuentes.
  • En las sociedades occidentales, como la española, las madres con un primer hijo en la adolescencia y las madres sin pareja estable o solteras, también tienen mayor riesgo.
  • Los niños prematuros y de bajo peso para su edad gestacional al nacer, tienen mayor riesgo de padecer SMSL.
  • Cuando un hermano ha fallecido por SMSL, el riesgo de recurrencia en hijos posteriores se ha estimado que es 5 veces (entre 2 y 10 veces) mayor que la incidencia en la población general.
  • En los gemelos existe un riesgo de hasta el 4% en las primeras 24 horas después del fallecimiento del hermano.Pasado ese tiempo, el riesgo es igual que el del resto de la población.

No se ha comprobado que sean factores de riesgo:

  • La composición de los colchones.
  • El reflujo gastroesofágico, las alteraciones neurológicas, los tratamientos médicos ni la realización de analíticas.
  • Los prematuros víctimas del SMSL no tienen más episodios de apnea ni peor control de la temperatura corporal que en el resto de los prematuros.
  • La hipoxia (falta de oxígeno) intrauterina (antes de nacer).
  • La alimentación ni los antecedentes obstétricos maternos.
  • Enfermedades comunes como infecciones respiratorias, diarrea o vómitos en las dos semanas previas.
  • Crecimiento lento después de nacer.
  • Las vacunas rutinarias.

Según algunas investigaciones, es recomendable que los padres sigan algunas recomendaciones que están, de alguna forma, “protegiendo” a los niños del síndrome:

  1. Los niños sanos deben dormir en posición boca arriba. Hay que quitarle las almohadas y cojines gordos o colchas gruesas a la cuna donde lo acuestas, ya que podrían ahogar al lactante. Los niños con reflujo gastroesofágico patológico deben dormir de costado o boca abajo.
  2. El niño debe tener  una atmósfera libre del humo de cigarrillos, antes del nacimiento y después del mismo. Si la madre fuma durante el embarazo y durante el primer año de vida del bebé, el riesgo del síndrome se incrementa en 4’09 veces. – Si ambos padres fuman, el riesgo se incrementa en 2’41 veces más.
  3. La cabeza del bebé no debe quedar cubierta con ropa de cama mientras duerme. – Los estudios demuestran que entre 16 y 22% de los niños victimas de la muerte súbita aparecieron con la cabeza cubierta por la ropa de cama. Es conveniente que los pies del bebé contacten con el limite de la cuna. De ésta manera el bebé tiene menos posibilidades de desplazarse por debajo de la ropa de cama.

Reduciendo otros riesgos:

  • Lactancia materna: esta aceptado que la lactancia materna es el mejor alimento para los bebés. Sin embargo, la evidencia científica demuestra que no tiene efecto o éste es muy leve sobre la incidencia del SMSL.
  • Inmunización con DPT (difteria, tétanos y tosferina): algunos estudios han demostrado una menor incidencia del SMSL entre los niños vacunados. Desde luego está demostrado que la vacuna no provoca ni aumenta el riesgo de SMSL.
  • Chupete: hay investigaciones que sugieren que reduce la incidencia del SMSL.
  • Los colchones muy blandos o de lana, los almohadones y cojines, los colgantes al cuello son peligrosos, así como cualquier otro objeto que pueda provocar asfixia durante el sueño, como cintas o cordones en las inmediaciones de la cuna.
  • Compartir la cama: existe un riesgo aumentado si el niño comparte la cama para dormir con una madre fumadora. Sin embargo, en algunos países con baja incidencia del SMSL, se comparte la cama con alta frecuencia. En la actualidad se están realizando estudios para determinar este complejo hecho, a través de un Estudio Internacional sobre los Cuidados del Bebé.
  • Hipertermia/hipotermia: investigaciones actuales muestran que los niños que están sobrecalentados o fríos tiene mayor riesgo del SMSL. La posición prona (boca abajo) minimiza la pérdida de calor por lo que la temperatura puede aumentar en exceso. Debe mantenerse la habitación a una temperatura de 20 a 22º C y evitar el arropamiento excesivo, especialmente si el niño tiene fiebre.

El mecanismo último de la causa del fallecimiento de éstos niños se desconoce. Se especula que algunos niños nacen con “riesgo”. Si los mismos se encuentran en un “ambiente seguro”, entonces los factores que disparan el inicio del mecanismo de la muerte en éstos niños vulnerables desaparece.

Fuente: aepap

 

Un besito, Mury

 

6 Comentarios

  1. Si yo ya tube varicela y estoy en contacto con alguien q tiene se la puedo contagiar a otros sin estar en contacto con la persona enferma

  2. si tuviste la varicela, tu cuerpo se encuentra inmunizado, por esa razón se ponen vacunas. No te puedes contagiar y no contagiaras a otros, es más en tu cuerpo hay anticuerpos contra la varicela y si eres mujer se los pasarás a tus hijos.

  3. hola keria saber si estando embaraza de 5 mese puedo aserme un tratamiento reafirmante en las piernas ???

Dejar una respuesta