La preclampsia es una enfermedad que puede suceder en el embarazo, generando alteraciones en los órganos de la madre y pudiendo llegar a afectar al bebé. Puede aparecer en cualquier momento durante el embarazo, generalmente a partir de la semana 20 de la gestación y desaparece en el parto. Cuanto más temprano aparezca la preeclampsia más peligrosa será, debido a que si no se logra controlar se deberá provocar el parto. Un estudio ha revelado que aquellas mujeres embarazadas por primera vez que sufren preclampsia y que no van a tener más hijos, tienen más riesgo de morir por enfermedades de corazón.

Al parecer, aquellas mujeres que sufren durante el embarazo preclampsia y no quieren tener más hijos, tienen más posibilidades de morir en un futuro por problemas cardíacos. Sin embargo, las que desarrollan la enfermedad sólo en las últimas semanas de embarazo corren menos riesgo. Las mujeres con preeclampsia en su primer embarazo tenían un riesgo mayor de muerte cardiovascular que las mujeres sin la enfermedad y aquellas con preeclampsia prematura que no tuvieron más hijos registraban un riesgo nueve veces mayor de muerte cardiovascular, mientras que las que iban a tener más hijos tenían un riesgo 2,4 veces.

Es coherente si lo pensáis ya que si una mujer sufre preclampsia durante su primer embarazo y tiene tantos problemas para tener a su hijo, se le quitarán las ganas de tener más. A su vez, ésto perjudicará la salud futura de la mujer. Además, otra de las razones por las que no quieren tener más hijos pueden ser los problemas de salud subyacentes, como la diabetes, que a veces impiden embarazos posteriores.

Dejar una respuesta