Buenos días amigos! Hoy les ofrecemos algo divertido para estas Navidades. Para las próximas fiestas podemos sorprender, a los más pequeños de la casa, con un postre muy original y digno de estas fechas.

Seguro que te va a encantar, además es de lo más sencillo de realizar e ideal para traer un poco de ese espíritu navideño a nuestro hogar.

Incluso podemos compartir esta idea con nuestros hijos y realizarla juntos. Pasaremos un buen rato en familia.

Además de preparar estos amiguitos para Navidad, también los podemos hacer para comuniones, cumpleaños, santos o como postre especial.. solo hace falta cambiar un poco el diseño y adecuarlo al tipo de evento.

Para hacer estos muñecos nos hará falta chocolate blanco y negro, caramelo o bien gominolas naranjas, cucharas de plástico y una bolsa o manga pastelera.

Lo primero que haremos será derretir el chocolate blanco y negro en una cacerola. Una vez derretido cogemos una cucharada de chocolate y la dejamos enfriar. Haz tantas, como tantos muñecos quieras hacer.

Ahora ponte con el caramelo, derrítelo y con el mismo podemos moldear la nariz y los ojos de los muñecos. Pon cada elemento en la cara como corresponde. También podemos utilizar gominola.

Cuando hayas hecho los detalles puedes poner a enfriar los muñecos enteros en la nevera. Para hacer el mitivo del gorro y la cara puedes utilizar una manga pastelera rellena de chocolate derretido.

Es muy sencillo y puedes hacer lo detalles que quieras, de aquí a que es muy versátil este postre y no es necesario que sea solo Navidad para hacerlos.

Es un postre infantil muy simpático para traer la Navidad a casa, muy sencillo de preparar.

Fotos vía; cutefoodforkids

Dejar una respuesta