Si no sabes cómo esterilizar el chupete de tu bebé, hoy te dejo algunos consejos para que el amigo de nuestro hijo esté bien limpio y fuera de toda impureza. Recuerda que el chupete será un buen compañero durante los primeros meses de vida de tu hijo… es importante también saber cuándo eliminar este chupete a tiempo.

Es muy importante mantener cierta higiene, ya que este artículo se lo llevará a la boca una y otra vez. Esterilizar el chupete es muy sencillo y estarás evitando el contagio de ciertas bacterias que rondan y enfermedades virales. Recuerda que al comprar un chupete nuevo, éste has de esterilizarlo también (procura que no lo utilice recién sacado)

Para esterilizar el chupete tan solo has de hervirlo en un cazo con agua, durante cinco minutos. Pero puede que el chupete que hayas comprado no recomiende que se hierva… por lo que tendrás que tomar otras precauciones como esterilizarlo en frío. Esto es fácil, solo busca una sustancia que recomiende las instrucciones y sumerge el chupete en frío.

beeb con chupete

Después de esterilizar el chupete, si tu bebé no va a utilizarlo en el momento puedes guardarlo en un lugar bien cerrado, en un sitio que sea seco y no tenga humedad. La humedad estropea el mejor amigo de tu hijo, así que evita lugares mojados o que tengan humedad.

Además de esto, recuerda que puedes lavar el chupete con agua y jabón antibacterial y neutro. Luego aclara muy bien y ya lo tienes limpio; los bebés suelen tirar mucho el chupete o se les puede caer al suelo… así que es bueno limpiarlos de forma diaria.

Recuerda que el chupete suele ser un aliado para calmar a tu hijo, pero no es un artículo para llevarlo durante muchos meses. Cuida el estado de las tetinas y los chupetes, recuerda que siempre se lo llevan a la boca y no querrás que tu pequeño enferme.

foto: wahm

Dejar una respuesta