alimentacion-bebe

Cuándo vas a comprar los tarritos para darle de comer a tu bebé, debes tener en cuenta algunas recomendaciones (4ta parte)

Aspectos a tener en cuenta

1. Fijarse en la etiqueta:
Además de las indicaciones obligatorias en cualquier alimento envasado, las etiquetas de los tarritos deben proporcionar información sobre:

• Composición nutricional
• Instrucciones de preparación
• Presencia o ausencia de gluten
• Edad mínima a partir de la cual deben consumirse (mínimo 4 meses)

2. Recomendaciones prácticas:

• Antes de abrir el tarrito, asegúrate de que el botón de seguridad de la tapa no está levantado. Es la garantía de que no ha perdido el vacío y, por tanto, de que está en perfectas condiciones.
• Mira siempre la etiqueta y comprueba que la edad para la que se recomienda es la apropiada para el niño.
• Comprueba si los ingredientes son los adecuados.
• Pruébalo siempre antes de dárselo al niño.
• No añadas azúcar, sal ni otras especias.
• Se pueden calentar en el microondas, sólo hay que tener cuidado en mezclar bien el contenido antes de probar la temperatura, pues en ocasiones calienta más unas partes del tarrito que otras y, pese a probarlo y pensar que la temperatura es correcta, podemos, en la siguiente cucharada, estar dando la comida excesivamente caliente.
• Una vez abiertos, los tarritos de carne y verduras aguantan dos días en frigorífico. Los de frutas pueden aguantar tres días.
• Procura cambiar de variedades para que el paladar del bebé se acostumbre a los distintos sabores desde pequeños.

Dejar una respuesta