Te propongo esta rica papilla de brócoli y queso, para tu hijo ¡seguro que le encantará! Es importante que los más pequeños coman verduras y frutas. En cuanto puedan empezar a consumir otro tipo de alimentos, que no sea la leche, ve introduciendo ambos productos.

Puedes hacerlo de muchas formas, pero la papilla es lo más básico. Puedes hacer papilla de brócoli, de zanahoria, de manzana, de pera y otros productos beneficiosos para el crecimiento del bebé. Incluso hay recetas en las que puedes variar uno o más ingredientes, así tu hijo podrá disfrutar de muchos y diferentes sabores ¿Qué te parece?

papilla
Fuente: Brown Eyed Baker

Receta de papilla de brócoli y queso

Ingredientes

  • 1 brócoli
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 diente Ajo
  • 900 ml de caldo de pollo
  • 1 taza leche caliente
  • 3 cucharadas harina
  • 6 cucharadas mantequilla
  • 2 tazas de queso rallado
  • Sal y pimienta

Preparación

Primero pica muy bien la cebolla y la sofríe con el brócoli. Este último hay que lavarlo bien y eliminar el tallo. Quédate con la parte de arriba. Luego corta y añade en la sartén con aceite de oliva virgen extra. Añade también tres cucharadas de mantequilla. Sofríe durante unos 5 minutos más o menos y luego añade el ajo.

El ajo se añade lo último ya que es más fácil que se queme y lo que se busca es dar un punto de sabor. Pero si lo crees conveniente puedes NO echarlo. Después añade el caldo de pollo y sube el fuego hasta que rompa a hervir el conjunto. Después baja un poco el fuego.

Seguidamente añade el resto de mantequilla en en otra sartén o cazo. Luego añade la harina y remueve muy bien. Mezcla todo a fuego lento, dejando que se derrita. Además añade la leche, antes de que coja mucha temperatura y deja que se caliente también. Debes esperar hasta que hierva para que vaya cogiendo espesor.

Para acabar, añade a esta última sartén la mezcla de brócoli y el queso rallado. Puedes escoger un queso suave para tu hijo. Luego deja que todo cueza bien, al menos 15 minutos. Aquí puedes añadir un poco de sal y pimienta. Aunque también puedes eliminar esto último si tu hijo es muy pequeño. Para acabar, machaca todo el contenido o hazlo puré con la batidora. Sirve en un cuenco bonito.

¿Qué te parece esta receta? ¿Qué purés le haces a tu hijo?

Dejar una respuesta