Buenos días amigos y amigas, en el espacio de hoy os dejo algunas precauciones para cuando vayas a pasear al bebé en los meses de frío.

Ahora en otoño y el próximo invierno, dependiendo de donde vivas, hará más o menos frío, pero igualmente deberás proteger al pequeño.

El viento, la lluvia o nieve, puede hacer que los niños se resfríen, se pongan malos de la garganta, tengan fiebre..

bebe

por ello es mejor tomar algunas cosas en cuenta, como abrigarles bien siempre yendo con el tiempo que es.

Si nieva o hace demasiado frío, siempre puedes ponerles un gorro y un buen abrigo que no cale la humedad.

Las bufandas y manoplas serán esenciales para que nuestros niños no se pongan malos. Pero además del atuendo con los que los vistas, también deberás tener otras cosas en mente.

Recuerda adaptar todo al tiempo o clima con el que vives frecuente mente en tu zona, durante los meses de frío.

Cuando lo saques a pasear, procura llevar un protector de plástico en el carrito por si acaso es necesario ante el viento o la lluvia.

El horario del paseo debe ser en el mejor punto del día, donde no haya de temperaturas drásticas o sea muy tarde. Una idea es sacarlos al medio día, las temperaturas suelen ser más altas.

Para acabar, intenta que estos paseos no sean muy largo.. procura que no duren más de una hora si el bebé es muy pequeño.

Si hace mucho frío rebaja a media hora el paseo, es bueno que a tu bebé le de el aire.. pero siempre protegido de las bajas temperaturas.. no querrás correr muchos riesgos de que se ponga malo.

Ten en cuenta que mientras más pequeños son, menos desarrollados tienen sus sistemas inmunológicos.

Por ello hemos de tener cuidado y prever ciertas situaciones anticipándolas. Espero que os sea de gran utilidad el artículo, un saludo!

foto: babble

Dejar una respuesta