Te mencionamos una serie de recomendaciones, (que nunca vienen mal) para darle el biberón a tu bebé.

1.- Esteriliza todos los utensilios. Es buena idea hacerlo en grupos para ahorrar tiempo a la hora de preparar el biberón.

2.- Si utilizas leche de fórmula, sigue las instrucciones para emplear la cantidad exacta de polvo y agua que necesitas. Hierve el agua y deja que se enfríe antes de añadirla al biberón. Mide el polvo y añádelo, luego agita con fuerza para que se mezcle con el agua.

3.- Si recalientas leche ya preparada, pon el biberón en un recipiente con agua caliente y prueba la leche en la parte posterior de tu mano o en tu antebrazo para asegurarte de que tiene la temperatura ideal. Nunca calientes los biberones en el microondas ya que puede crear puntos calientes que causen quemaduras.

4.-Busca una postura cómoda y pon el bebé en tu regazo. Acércate a él y manten el contacto visual para que haya un vínculo mientras le alimentas. Desliza la tetilla suavemente sobre su nariz para que dirija su boca hacia ella. Asegúrate de coger el biberón con firmeza para que la tetilla se llene con leche y no con aire. Si no sale leche, mueve ligeramente para que entre aire en la botella.

5.-Cuando acabe, apóyale sobre tu hombro y dale pequeños golpes en la espalda, Recuerda tirar la leche que sobre y jamás dejes al bebé solo con el biberón.

Dejar una respuesta