En este artículo te brindaremos algunos patrones alimentarios del bebé que deberás tener en cuenta en base a su edad. Recordemos que la mejor alternativa es alimentarlo con leche materna de manera exclusiva hasta los seis meses de edad.

Beneficios de la leche materna

Patrones alimentarios en el bebé  que debes conocer
Fuente: Marta Suarez

Todas las madres deben recordar en el momento de alimentar a sus bebés que si tienen la posibilidad no existe mejor alimento que la leche materna. Este tipo de leche se digiere mucho más rápido y mejor que la leche de fórmula o la leche maternizada.

Aquellos niños que se alimentan con leche materna generalmente requieren de alimentarse cada una a tres horas, es muy importante que la madre pueda vaciar las mamas de manera frecuente para evitar que dejen de producir leche o aparezcan dolores.

Alimentación desde el nacimiento hasta los 4 meses de edad

Patrones alimentarios en el bebé  que debes conocer
Fuente: Christian Javan

Durante los cuatro a seis primeros meses de vida de un bebé sólo necesita de leche materna o de leche de fórmula para llegar a satisfacer las necesidades nutricionales. En el caso de un recién nacido es normal que llegue a alimentarse entre 8 y 12 veces cada dos a cuatro horas. Cuando va alcanzando los cuatro meses de vida es frecuente que se disminuyan las tomas, a pesar de eso se incrementará la cantidad de leche materna que se consume en cada toma. Las tomas son más largas ya que el bebé no se cansará tanto al succionar.

Aquellos bebés que se alimenten con leche maternizada o de fórmula pueden alimentarse de 6 a 8 veces al día empezando por 60 a 150 ml cada vez que se alimentan.

Ten en cuenta que nunca le debes dar miel a los bebés, ya que es un alimento que puede llegar a contener esporas provocantes del botulismo y el sistema inmunitario del bebé no se encuentra totalmente desarrollado para hacerle frente a esa enfermedad.

Muchos padres consideran que es necesario despertar a los bebés por la noche para alimentarlos, pero esto debe ser establecido y aconsejado por un médico pediatra o por el nutricionita. En los chequeos de rutina el medico irá controlando el crecimiento del bebé para verificar que está todo en orden y que está llevando una buena alimentación Otro aspecto que debes recordar siempre es que, antes de incorporar algún alimento a su dieta (especialmente los primeros alimentos), deben ser con la autorización del profesional.

Alimentación de los 4 a 6 meses de edad

Patrones alimentarios en el bebé  que debes conocer
Fuente: Gerson Paez

Existen varios puntos que el pediatra analizará para saber que el pequeño ya puede comenzar a consumir otros alimentos. Entre ellos encontramos que el peso al nacer se haya duplicado, que el bebé tenga la capacidad de controlar su cabeza y el cuello, que el bebé ya pueda sentarse con algo de apoyo, y fundamentalmente, que el bebé muestre cierto interés por el alimento cuando otros estén comiendo.

Generalmente empiezan comiendo algún vegetal que no les provoque gases, o una o dos cucharadas de cereal dos veces al día (cantidad seca que se debe mezclar con leche materna o leche de fórmula). A medida va pasando el tiempo la cantidad se ira incrementando.

La mejor opción es el cereal de arroz que no les generará gases, después se podrán agregar algunos cereales instantáneos que son fortificados con hierro. Lo ideal es agregarle una nuevo cereal a la semana y así poder observar que no les genere intolerancia o alergias.

Los bebés nunca deben ser alimentados con el biberón en la cama ya que esto puede generarle diferentes problemas.

Consejos para introducir nuevos alimentos en la dieta del bebé

Patrones alimentarios en el bebé  que debes conocer
Fuente: Vicky Ponce

Ten en cuenta que tu bebé necesitará un poco de tiempo para poderse acostumbrar a los nuevos sabores. En el caso de que algo no le guste se le deberá ofrecer nuevamente en otras oportunidades.

Para que la digestión sea óptima los alimentos deberán ser triturados, preparados de manera de papilla o bien rallados.

Muchos médicos aconsejan amamantarlo primero y después ofrecerles algunos alimentos diferentes a la leche.

Las comiditas deberán ser un poco espesas, recuerda que las preparaciones que son líquidas cuentan con menos elementos nutritivos porque cuentan con mucha agua.

Antes de preparar los alimentos deberás lavarte muy bien las manos y el agua que se emplee para la cocción deberá ser potable o segura.

Lo ideal seria que el bebé cuente con un plato propio cuando empiece a comer. Así se podrá establecer las cantidades que come cada vez y en el caso de inapetencia te podrás dar cuenta.

Al comenzar la alimentación con sólidos el pequeño sólo comerá durante una vez al día, escoge un momento en donde haya tranquilidad y estés predispuesta, con mucha paciencia.

Cuando estés alimentando a tu hijo míralo, háblale, sonríe. Que sienta que es un momento muy grato a agradable

El mejor utensilio es una cucharita que sea pequeña, con bordes suaves. Es normal que al comienzo rechase la comida sacando la lengua. Deberás ponerle el alimento en el centro de su lengua para evitar que lo vaya a escupir.

Verás que poco a poco van a ir cambiando algunos aspectos de su alimentación, ten en cuenta que todo lo que aprenda e incorpore en la etapa de aprendizaje será usado el resto de su vida.

Dejar una respuesta