embarazado

Ya sabéis que la dieta que siga la madre durante la etapa de gestación está relacionada con el desarrollo del feto. La dieta de la madre puede tener graves consecuencias en la salud de su hijo. Un régimen alimentario estricto que busque mantener la figura a base única y exclusivamente de productos tales como pollo a la plancha, leche desnatada y frutos secos favorecerá la futura aparición en la criatura de complicaciones tan serias como depresión, estrés, trastornos de la memoria e incluso alzhéimer. La alimentación no sólo afecta al desarrollo físico del feto si no también al psíquico.

Cuidar la dieta durante el embarazo es fundamental. Una alimentación correcta durante el embarazo y evitar engordar demasiado ayuda al bebé a crecer sano, y a la mamá a afrontar mejor el periodo de gestación. Al prescado azul se relaciona con la fuente de Omega 3 y otros menos conocidos como los Omega 6 y Omega 9; es muy bueno para consumir durante el embarazo. Hay que destacar que una mujer activa, sin un aporte nutricional suficiente, vivirá su embarazo con mayores dolores, depresión, irritabilidad, cansancio y cuando llegue la hora del parto, en malas condiciones y agotada.

El consumo excesivo de grasas especialmente las procedentes de la carne roja favorece la aparición de colesterol y de enfermedades cardiovasculares, pero se necesitan para vivir. Una alimentación sana y equilibrada durante el embarazo es fundamental. Cuida tu salud y estarás cuidando la de tu bebé. Es muy importante cuidarnos para trasmitir estos cuidados a nuestro futuro bebé.

Dejar una respuesta