Buenos días amigos, hoy os dejo con algunos consejos sobre la pérdida del apetito en nñios de tres años.

A veces, a partir de esta edad.. su apetito puede verse reducido, pero te comento que no tienes por qué preocuparte de nada.

Normalmente a esta edad su ritmo de crecimiento es un poco más lento y el pequeño  necesita menos calorías.. por lo que a veces tienen menos hambre, por este motivo.

niña

No tienes por qué alarmante demasiado, pero si puedes consultar con el médico. A veces les obligamos a comer, esto tampoco es bueno.. ya que no es prudente pues el pequeño puede tomarle fobia a la comida.

como no queremos esto, aquí os dejo algunos pequeños consejos sobre este tema, así si ocurre sabremos como afrontarlo.

Recuerda que la comida no la debes utilizar como castigo, los niños comen una cantidad que su propio sistema regula.

Normalmente este sistema está en el cerebro, el cual les indica cuando necesitan comer para cubrir el crecimiento y su energía.

Por ello hay niños que parece que se alimentan del aire, no tienen nunca hambre.. pero si juegan y se ven sanos.

Deja que tu hijo decida qué cantidad va a comer! Recuerda que todos los casos no son iguales, pero no obligues a comer a tu hijo.

Algo que puedes hacer, es evitar que tus hijos piquen.. de esta manera a la hora de la comida irán teniendo hambre. Al principio no, pero con el paso del tiempo ya verás como se consigue algo.

Si el pequeño tiene sed, ofrécele agua.. en vez de zumo.. esto hará que no se llene tanto y tenga más hambre.

Si tu hijo se salta comidas, no te preocupes en exceso.. recuerda que no pasa nada. Es muy común en niños a partir de tres años.

A esta edad evita el darles de comer tu, pues tu hijo puede hacerlo solo aunque tu lo veas demasiado pequeño. Deja que experimente con la comida y aprenda a coger el tenedor o la cuchara.

La leche sacia mucho y esto puede hacer que disminuya su apetito en las horas de comer.. así que no le des demasiada.

La hora de la comida ha de ser agradable, pasar un buen tiempo y hablar con ellos de lo que han hecho en el día.

Deja que tu hijo se exprese y no estés todo el rato encima de el.. evita la repetir continuamente la palabra, come, come, come.

Foto: rodale

Dejar una respuesta