Si tienes los pezones irritados y has probado con todo, puedes pensar en utilizar protectores de silicona. No soy muy dada a aconsejarlos ya que pueden dejar un sabor extraño, cuando tu hijo tenga hambre y quizás puedan rechazar el pecho. Pero sino no tienes problemas, puedes probar con ello, te aseguro que te sentirás mucho mejor.

Esta solución es buena para aquellas madres que tengan los pezones irritados o agrietados, ya que pueden llegar a doler bastante. Sobretodo en época de dentición, el bebé puede llegar a morder el pecho, por lo que las molestias serán aún mayores. Buscar una solución será lo mejor, sino amamantar se te va a hacer una auténtica pesadilla.

Una gran idea es consulta con tu médico, este te proporcionará la ayuda necesaria y te aconsejará cual es el mejor remedio para tu caso. Los protectores de silicona son un buen remedio para dejar de sufrir cada vez que vayas a dar el pecho a tu hijo. Los puedes encontrar de muchas marcas diferentes como los de Philips Avent, aunque actualmente hay muchos más.

amamantar

La silicona suele ser bastante suave y con una capa fina. Hay protectores que no saben a nada, estos son los que debemos buscar, para que nuestro bebé no tenga problema a la hora de querer el pecho. Normalmente estos protectores los suelen recomendar los médicos y, sobretodo, en el caso de tener los pezones muy mal.

Con estos protectores no tendrás problemas para el estimulo de la leche o la salida de la misma. Tu hijo no tiene por qué oler a nada o notar algún sabor, ya que puedes encontrar estos artículos sin que desprendan sabor u olor ninguno.

Es una solución muy práctica, utiliza estos protectores hasta que tus pezones estén bien y luego retira éstos. Verás qué bien curan cuando no están en contacto con la boca del pequeño. De Todas formas os recomiendo que cambiéis de pecho, una vez vacío por cada toma. Así podrás evitar que tus pechos se resientan tanto.

Foto: celebrityparentsmag

Dejar una respuesta