Buenos días amigos! En el espacio de hoy te mostramos una simpática idea para decorar el dormitorio de los más pequeños de la casa. 

No es una idea de lo más original, aunque sí muy simpática. Hoy apostamos pintar un árbol en el dormitorio infantil. Quedará de lo más bonito y dará un aire fresco al ambiente.

Puedes pintarlo con pintura apta para el tipo de pared que tengas, es una idea de lo más sencilla de realizar y puedes incluso compartirla con tus hijos.

Hoy te mostramos como puede quedar un árbol pintado en la estancia de tu hijo, ya verás que acabado tan atractivo.

Basta con contar con un área en la pared y luego añadir un poco de creatividad. Si no estás muy seguro puedes comenzar por trazar el diseño en un papel y luego llevar a la pared el dibujo.

También puedes hacer uso de los stickers y pegatinas similares, que una vez nos cansemos podemos quitarlas de la pared sin mucho esuferzo.

Pero esta vez abogamos por pintarlo simplemente. Elige los colores que más te gusten, traza el diseño en la pared y listo.

Pinta bien y deja secar, luego da tantas capas como sean necesarias pero deja secar entre una y otra.

Si quieres, para acabar estaría de lo más simpático añadirle algunas baldas, si las pones en color rojas parecerán frutos. Estas baldas o contenedores ayudarán a guardar cosas y mantener cierto orden en la habitación.

Busca los colores que más te gusten, añade un bonito tono para la copa, otro para el tronco, algunos para las ramas.. y luego añade algunos elementos con los que  interactuar como te hemos comentado pueden ser unas baldas, unos ganchos o incluso algunas mallas contenedoras o estanterías.

Dejar una respuesta