¿Estás interesado en hacer una piscina de bolas? Hoy te dejo una económica idea con la que poder tener este divertido juguete, que sirve de distracción tanto a grandes como a pequeños. Si quieres, puedes hacerla de una forma muy sencilla. Tan solo hace falta una piscina de plástico y unas cuantas bolas de colores!

Es tan fácil, que no se como no había caído antes en hacerlo. A mi me encantan las piscinas de bolas y nunca fui de pequeña, pero ahora tengo la posibilidad de pasar esta idea a mis sobrinas, unas niñas encantadoras. Todo niño y muchos adultos, quisiéramos darnos un pequeño chapuzón en una gran piscina de bolas.

En muchos lugares para eventos infantiles o con una pequeña zona habilitada para niños, tienen piscinas de bolas. Es difícil otorgar tanto espacio en casa, como para introducir una piscina de esas dimensiones en alguna habitación. Pero si reduces la idea, es decir, el tamaño de la piscina.. puedes crear una pequeña en tu propia casa.

piscina

Escoge un lugar donde no pase nada, cuando las bolas salten fuera. Un sitio en el que no se vayan a perder las esferas, así pueden volver a meterlas tranquilamente. Luego solo tienes que hacerte con una pequeña piscina infantil, puedes comprarla un poco más grande si tus hijos son más grandes.

Luego pon la misma en el lugar escogido y por último, solo has de llenarla de bolas de todos los colores. Como ves es muy, pero que muy fácil de hacer este pequeño sueño realidad. Te aseguro que tus hijos se lo pasarán en grande. Nunca había pensado en esta posibilidad y eso que es muy fácil!

Tus hijos pueden jugar con sus amigos, con sus hermanos y con vosotros, los padres. Será un juguete de lo más divertido y dinámico para los más pequeños. Espero que os guste la idea.

foto: spoonful

Dejar una respuesta