¿Por qué tiene granitos mi bebé?

granitos.jpg

Generalmente, los granitos que aparecen en el recién nacido son el eritema (afección cutánea) de este momento y la miliaria. Los primeros tienen el centro blanco y los bordes rojos y pueden aparecer en la cara y el tronco.

Los segundos, la miliaria, conocida popularmente como engordaderas, consiste en unos acúmulos elevados, de color blanquecino, que se extiende por la nariz y los pómulos. Se trata de glándulas sebáceas ingurgitadas.

Los puntos blancos que ves en medio de los granitos de los bebés, no siempre son de pus. Tanto la miliaria como el eritema del recién nacido son normales y no necesitan tratamiento. Evolucionan hasta desaparecer sin dejar señales. No guarda relación con el acné juvenil.

Ir arriba