El aborto es la interrupción y finalización prematura del embarazo. Un aborto puede ser querido por los propios padres que aún no desean tener un hijo; o un aborto espontáneo, en el que los padres no se lo esperan y es un suceso trágico para la familia. Existen dos tipos de aborto: el primero es el que llaman, inducido, que sería el que los propios padres están de acuerdo; o el espontáneo, como hemos dicho anteriormente.

Causas de un aborto espontáneo:

  • Lo más normal es que se produzca las primeras 20 semans de embarazo, es decir, justo en la mitad.
  • Debido a anomalías cromosómicas que provoca un aborto. Tener más de 35 años puede tener más posibilidad de esto.
  • Infecciones
  • Problemas hormonales o de salud
  • Enfermedades sistémicas como la diabetes o traumatismos graves (Hipotiroidismo y falta de progesterona, lo más habitual)
  • Ingerir sustancias poco adecuadas para el bebé como el alcohol, drogas, etc.
  • Problemas con el útero; Las anomalías en el útero es otra de la causas que provocan malformaciones (incompetencia cervical, miomas…)

¿Cómo es un aborto?

El aborto puede ser de dos maneras. La mujer tiene un sangrado vaginal con dolores similares a los de la menstruación y un dolor abdominal agudo. Después, pueden ocurrir dos cosas: la primera sería que la propia mujer expulse de manera espontánea todo el contenido del útero, lo que suele ser como un sangrado abundante con coágulos o; en segundo lugar, que mediante una ecografía se detecte que el feto ha muerto y para sacarlo tendrán que llevar a cabo una operación quirúrgica.

Dejar una respuesta